Y llegó el trio

Y llegó el trio

Cuando comencé a experimentar situaciones diferentes en mi sexualidad tenía claro que quería realizar un trío con dos hombres. El primer intento fue hace más de 6 años y no se dio porque una de las partes se puso enferma, la segunda vez, que fue como hace 1 año también una de las partes no apareció. Estaba visto que lo de hacer un trío no era tan fácil y yo no lo quería hacer con alguien que no conociera a nivel sexual o que no conociera mi forma de disfrutar en el sexo.

En Octubre surgió la posibilidad de hacerlo con Juan con quien ya había estado en el Tivoli y en las dunas, y con Mario, un hombre encantador que siempre me ha dicho que él quería estar en mi primer trío, y al cual conocí en esta página hace más de 4 años, y con el que cuadro muy de vez en cuando. Pero tampoco pudo ser jejeje…quizás los astros no querían que mi fantasía se realizara. Pero sí… al mes siguiente cuadré con los dos.

Estuve pensando en el encuentro desde la noche anterior y por la mañana no quise masturbarme para estar al 100% en la tarde noche y así disfrutar más. El primero en llegar fue Mario, que venía del curro y como en otras ocasiones se duchó en casa. Yo miraba cómo se duchaba y como su polla ya estaba pidiendo guerra, me relamía de gusto. Yo estaba vestida con una rebeca larga que dejaba ver mi sujetador negro, quería enseñar lo justo y necesario. Él no quiso vestirse, pero aún nos quedaba un rato para esperar por Juan, así que le ofrecí una toalla para que se cubriera y nos fuimos al sillón para seguir hablando y si era posible no meternos manos porque…y Juan? Jejeje.

Poco nos duró la conversación porque allí comencé a abrir la toalla y a ver su polla con ganas de ser chupada, me acerqué pero como no estaba en la posición más cómoda cogí un cojín, lo tiré al suelo y allí en medio de sus piernas me arrodillé y comencé a comérsela, estuve un rato un rato allí, poniéndola dura, mojándola con mi saliva…está de más decir que mi coño estaba ya muy mojado.

Me levanté, me bajé el panty y las bragas para que viera mi coño empapado y pasé mis dedos por mi raja para coger mis fluidos, le di la espalda y me restregué un poco con su polla…bufff qué rica sentirla tan dura y dispuesta. Estábamos muy desatados, al final me quité la rebeca y el sujetador y dejé que tocara mi espalda y me comiera los pezones…¡¡Ay Juan, cómo no llegues pronto!!...

Con el pantalón bajado me puse a 4 en el sillón y Mario metió su polla en mi coño y me penetró un par de veces, paramos, porque si hubiéramos seguido creo que el trío no hubiera ocurrido jejeje. Nos recompusimos, él se volvió a poner la toalla y yo a subirme el pantalón y las bragas y a ponerme el sujetador y la rebeca. Menos mal porque en ese momento llamaron a la puerta y era mi vecino para darme una cosa…uyyy, casi!!!

Juan llegó al final y después de las presentaciones oportunas nos sentamos los 3 en el sillón, el ambiente que se creó fue muy agradable y ameno. Elegí bien a estos dos amantes por muchos motivos. Acabamos desnudos los 3, tenía dos pollas para mí y unas ganas enormes de disfrutar. Comencé a chuparle la polla a Juan ya que era la que me faltaba por degustar, nos trasladamos al rato a la habitación para estar más cómodos. Nos faltó algún video o fotos del momento, pero para la próxima.

Mi coño y yo estábamos enteramente excitados, los espejos de mi ropero dieron buena fe de lo que en aquella habitación pasó entre los tres. Mientras Juan me follaba a 4, yo le comía la polla a Mario y viceversa. Ellos me daban mucho placer así, al igual que cuando me comían las tetas o me estimulaban el coño con los dedos de forma rápida para hacerme correr. Cuando me follaban a 4, me daban nalgadas y eso me ponía más perra.

Ciertamente no soy una mujer muy flexible, ni tengo un cuerpo físicamente gustoso para muchos, pero quien está conmigo sabe que el disfrute está asegurado, y yo con estos dos hombres también lo estaba teniendo. En un momento los tuve a los dos de pie delante de mí, yo sentada en la cama, con sus pollas dispuesta para mi boca. Las llené de saliva y mientras meneaba una con la mano, me comía la otra con ansia e iba cambiando. Ver las caras de disfrute de ambos me ponía a mil y mi cara de viciosa era más que evidente. Los tenía para mí y los estaba disfrutando…mmmmm, qué rico.

Al rato me puse boca abajo en la cama y Juan sentado sobre mi me penetró así mientras yo le comía la polla a Mario. Cogimos ritmo, Juan follándome y yo chupándole la polla a Mario que andaba recostado en la cama, y que por lo que veía en su cara estaba a punto de correrse, y así fue. Sentí cómo su leche llenaba mi boca y escuchaba cómo Juan también se estaba corriendo... cuánta leche rica. Allí estuvimos un poco los tres, mientras uno se iba a asear, me quedé en la cama con el otro abrazados y hablando. Lo mismo hice cuando el otro se fue a asear.

Los chicos se fueron marchando yo más feliz que unas pascuas jejeje. Por fin había tenido mi tan ansiado trío y sabía que no iba a ser el último.

Publicado por: esperanzada
Publicado: 02/12/2018 13:23
Visto (veces): 701
Comentarios: 10
A 50 personas les gusta este blog
Comentarios (10)

rjmencey | 05/12/2018 23:34

Pues si que costó, y eso que eres mujer

somosdos36 | 05/12/2018 12:19

Al final tus fantasías se van haciendo realidad. 😈

lunero | 03/12/2018 21:30

gracias por el relato... estupendo.umm

mikitfe | 03/12/2018 12:49

Un espectaculo!! Para cuando un cuarteto? Gracias por esos relatos siempre nos pones... Besitos!!

aratru | 03/12/2018 07:12

Que morbaso... debió ser todo un espectaculo...

y5 | 03/12/2018 01:09

Muy morboso

placerxmorbo | 02/12/2018 20:25

Que bueno y bien contado, yo también espero realizar un trío y este relato me pone las pilas, saludos y a disfrutar con morbo y placer

papicocacola46 | 02/12/2018 19:52

muy buen relato, enhorabuena ya conseguistes tu trio me alegro mucho besos

deseos | 02/12/2018 19:40

Buen relato y muy excitante

tali | 02/12/2018 19:30

Que bueno joder

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información