Descubrimiento azul (II)

Descubrimiento azul (II)

A continuación, la segunda parte de mi blog que narra una fantasía que espero cumplir algún día. Espero que lo disfruten.

Y llegó el día. Después de haberla pillado con otro hombre, nuestras ganas estaban por las nubes y a cada momento que pasábamos juntos follabamos, o alguno de los dos se corría. Me había repetido en varias ocasiones que estaba ilusionada por lo que iba a pasar, se pasaba todo el día mojada pensando en ello.

Andábamos haciendo la cena cuando tocaron la puerta, era él. Fui yo a recibirlo, abrí la puerta y me presenté, él hizo lo mismo y accedió a nuestro hogar. Marta salió de la cocina, lo saludó con un pico y volvió rápido a sus tareas. Le dijo que tomara asiento y le dije que ya la casa la conocía. Él sonrió y fue al salón al tiempo que preguntaba si ayudaba en algo. Ambos le dijimos que no se preocupara.

Fui preparando la mesa mientras entablaba una conversación trivial con él. El tiempo, el fútbol, algo de cine fueron los temas. Marta llegó con la comida que consistía en ensalada y pechugas. La cena fue rápida, Marta fue la que menos comió y preguntó, cuando finalizó, por el postre.

-¿Quieren postre chicos?
-A mi no me apetece más nada. Dijo Javier
-... Y tu postre aún no está servido.-Añadí

Ambos se quedaron callados. Continué.

-Javier, siéntate en el sofá. - Me sorprendió la velocidad con la que accedió. - Y tu, Marta, levántate y comele la boca. - Lo hizo sin rechistar.

Fui dirigiendo los primeros movimientos: "ponte de pie y desnúdate"; "siéntate en él y ponlo caliente". Hoy se había puesto lencería de color negra que enlutaba sus nalgas y las dejaba en un podio de belleza natural difícil de alcanzar.

-Javier, quítate la camisa. Y tu, Marta, encargate de sus pantalones. ¿Estáis cachondos?

Ambos me miraron como si estuviera vacilando. Ya sabía cómo estaban. Los pantalones habían llegado al suelo, igual que las rodillas de Marta, no tuve que decirle nada más. Marta cogió la polla de Javier por el tronco, la miró, la sopló y empezó a besar los muslos de Javier. Sólo con esta acción, Javier se puso duro y no esperó a Marta para meterle toda su polla en la boca. Yo me senté al lado y observaba como Marta disfrutaba de ese cacho de carne, como llegaba a salir la saliva por los pocos huecos que sus labios dejaban. Sonaban los movimientos, los ahogos que Marta realizaba para introducirla toda en la boca y los gemidos de placer de ambos. Yo estaba duro también pero aún no me había desnudado. Temía perderme algo si me despistaba.

- Ya va siendo hora, ¿no? - Le pregunté a Marta.
- Lo quieres ver, ¿verdad? ¿Quieres ver cómo cabalgo esta polla? Ven, primero bésame. - Se acercó y me comió la boca. Un sabor a líquido preseminal y a tomate llegó a mi paladar. - Te quiero. - Dijo.

Se quitó las bragas y se sentó encima de Javier, le agarró la polla y ésta desapareció en el interior de Marta, que empezó a moverse arriba y abajo, mientras sus manos se posaban en el pecho de Javier. Éste, por su cuenta le agarró las nalgas, salivó una de sus manos y le acarició el ano, dejándolo mojado. Le di un par de nalgadas y Marta aumentó el ritmo. Sonaba el choque de ambos cuerpos y Marta sufrió un par de espasmos resultado de sus orgasmo. Y de vez en cuando me miraban. La mirada de Marta me enamoraba, echaba fuego, su cara ya estaba sudando y sus labios brillaban a consecuencia de su lápiz de labios y la saliva que había utilizado succionando.

- Quiero verte a cuatro, Javier levanta y deja que se acomode. - Marta se puso a cuatro, me sonreía y se tocaba el coño. Su arqueo era pura geometría.

-Javier, quiero que me revientes como el otro día no lo hiciste, que me dejaste con las ganas, cabrón.

Javier escupió en su polla y también en Marta, y empezó a follarle. Le cogía de las caderas, del pelo y de las manos. El culo de Marta acabó rojo del golpeteo. Volvía a temblar Marta, otra corrida que se mandaba. Sonreía y seguía moviéndose, pidiendo más. Yo me acerqué y le agarré las nalgas, lo vi todo desde arriba, como entraba y salía, como la vena que recorría toda su polla se congestionaba con el movimiento de fricción. El ano de Marta quedaba abierto exigiendo a gritos que lo follaran también, pero hoy no tocaba.

Marta se puso boca arriba y Javier siguió dándole. Nos avisó de que iba a correrse y le dijimos que adelante. Fue a sacar la polla para correrse sobre Marta pero le dije que podía hacerlo dentro. Y así fue, aumentó el ritmo y no tardó en eyacular. Se quedó un rato sobre Marta y se besaron.

Yo mientras fui a coger agua para ambos y una toalla. Se lo alcancé y volví a sentarme, Marta apoyó su cabeza sobre uno de mis muslos y se relajaba. Javier se secaba con la toalla y empezó a vestirse.

- ¿te vas ya? - preguntó Marta.
-Sí, tengo que adelantar cosas del trabajo, aunque me gustaría quedarme un rato para no ser descortés.
-Podemos quedar otro día si te apetece. - le comenté.
-Sí, claro, por mi no hay problema. Gracias por la cena y por el momento de disfrute a ambos.
-Gracias a ti por ser el primero con el que hacemos esto. - dije acompañándolo a la puerta. - Nos vemos.
-¡Adiós! - gritó Marta desde dentro.

Volví con Marta y me senté. No tardó en subirse encima de mi y decirme un par de veces que me quería. Empezamos a besarnos y a tocarnos. Y escaló hasta poner su coño en mi cara. "Quiero que me limpies todita" no me dio elección y tragué flujo de Marta y de Javier. Usó mi boca y mi nariz para masturbarse. Y se corrió una vez más esa noche.

Publicado por: yungcanary
Publicado: 12/12/2018 16:20
Visto (veces): 296
Comentarios: 2
A 13 personas les gusta este blog
Comentarios (2)

mikitfe | 18/12/2018 10:04

Muy exitante!! Me gusto mucho gracias por compartir

ginecologoknario | 13/12/2018 17:57

Excitante e intenso relato! Una fantasía hecha realidad. Me ha gustado el tema pero se me ha hecho corto. Tienes que dar mas tiempo a la historia, meter algún detalle más y que no sea empezar y acabar. Espero leer más relatos tuyos y que esto te lo tomes como una crítica constructiva. Te lo he dicho desde mi punto de vista de como me gustan los relatos y de novato escribiéndolos. Un saludo!

yungcanary | 13/12/2018 18:17

Gracias por la crítica! Se intentará mejorar, un saludo!

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información