Entre risas

Entre risas

En el tiempo que llevo en esta página nunca me he encontrado con alguien tan divertido y cercano como J.

Estuvimos compartiendo un par de mensajes hace un tiempo y no volví a saber de él hasta hace un mes más o menos, donde retomamos los mensajes y compartimos los números de teléfono y así poder escucharnos un poco. Nos pasamos las fotos para poder ponernos cara. Para mí siempre es más importante un tú a tú delante de un café, que una foto. Sé que mucha gente no piensa como yo y si ven una foto ya se guían por eso sólo, pero no saben lo que en muchas ocasiones se pierden.

Cuadramos una tarde en el centro comercial las Arenas, yo curraba cerca y él venía de entrenar a un equipo infantil de fútbol, la verdad es que estaba un poco cansada pero me apetecía que nos viéramos, así por lo menos compartiríamos alguna conversación y nos conoceríamos en persona.
Al llegar y saludarnos parecía que conocía a J de hacía mucho más tiempo, se creó un buen ambiente en todo el rato que estuvimos juntos, quizás porque nos comportamos tal cual somos, en el fondo muy parecidos en lo extrovertidos y cercanos.

Hablamos de todo un poco y claro cómo no, de diferentes aspectos de la página y de las experiencias tenidas en ella. Al irnos él se empeñó en llevarme a casa y yo me negaba, pero al final acepté y me llevó. Por el camino seguimos compartiendo risas, no iba a follar con él, lo tenía claro no era el día ya que andaba con la regla y no me apetecía.
A medida que llegábamos a mi zona mi cabecita que es un poco mala pensó: “follar no, pero tontear un poco sí”, tenía claro que le iba a enseñar los vídeos que guardo en mi móvil y algunas fotos. Todo material reservado de encuentros sexuales con otros hombres de la página. Lo guié a una zona más tranquila, aparcó el coche y comencé a mostrarle los vídeos y las fotos. Yo estaba excitada y él también.

Donde aparcamos, algunas personas paseaban con sus mascotas y claro eso me ponía un poco más cachonda que nos vieran tontear en el coche. La temperatura fue subiendo y acabamos tocándonos, no era una posición muy cómoda pero disfrutamos igual. Conociendo su polla, mi boca la probó y la estuvo estimulando aunque ella ya estaba muy puesta hacía rato. Nos comimos a besos, con ganas de follar como locos, cosa que no sucedió. Él me estimuló los pezones que estaban muy sensibles, siempre en mis relatos hablo de lo que me pone que me estimulen el derecho, pero J se esmeró en el izquierdo y creo que es una de las pocas veces que me pone tanto que me estimulen ese.

Estábamos desatados, de vez en cuando pasaba alguien cerca del coche pero no me importaba que nos vieran mientras nos masturbábamos, no sé cuánto estuvimos allí disfrutando y con las ganas de follar. Él quería conocer mi sillón ese que tanto nombro en mis relatos, pero no era el día para ello. J acabó corriéndose y yo encantada de que lo hiciera, nos recompusimos y nos fuimos del lugar hacia mi casa. Nos despedimos de buen rollo con la intención de vernos cuando ya mi querida regla no estuviera, mientras nos seguiría quedando las Arenas jejeje.

Pasaron cuatro días para que nos volviéramos a encontrar, quedamos en mi casa y hubo una presentación oficial de mi sillón…todo entre risas. Estuvimos jugando un rato en ese lugar entre besos y caricias. Ahora sí que tenía su polla a mi merced para chuparla con más comodidad. Estuve tocándome para él porque sé que le pone como a mí verlo meneándose la polla. Pasamos a la cama siempre entre risas y esos momentos de juegos sexuales. Me hizo disfrutar en muchos aspectos, pero se nos pasaron las horas muy rápidas. Así que quedó pendiente un encuentro más profundo.

Y llegó ese encuentro, y nuevamente en mi casa, mientras yo me daba una ducha él estaba hablando por teléfono, al salir del baño con una sola prenda de ropa y sin nada debajo, él ya me esperaba desnudo en el sillón…estuvimos un rato allí dónde él me masajeaba un pie que tenía dolorido, mientras abría mis piernas para que me viera el coño él cual ya comenzaba a babear.Nos fuimos al cuarto y allí me lo comió con ganas y con delicadeza, yo hice más tarde lo mismo con su polla…esta vez me folló con más tiempo, penetrándome una y otra vez, poniéndome a cuatro y dándome nalgadas como a mí me gusta.

J es un encanto de hombre, y me hace disfrutar cuando nos vemos y ante todo me hace reír, cosa que es de agradecer.

Publicado por: esperanzada
Publicado: 07/01/2019 21:38
Visto (veces): 468
Comentarios: 4
A 18 personas les gusta este blog
Comentarios (4)

mikitfe | 15/01/2019 08:58

Gracias por el relato!! Me encanto 😘😘

somosdos36 | 08/01/2019 12:27

Caramba caramba con J... A seguir disfrutando

chico29tld | 08/01/2019 09:12

muy buen relato

juan8264 | 07/01/2019 23:06

Maravilloso relato, esperanzada me. Encantó saludos

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información