Diario de mi sumisa

Diario de mi sumisa

Encuentro con mi amo:

Nunca nos habíamos visto y mis nervios resultaban impresionantes.
Primer encuentro, primera infidelidad y por primera vez me iba a permitir hacer lo que me apetecía.
Llegué a su casa y en la misma puerta me beso, metió sus manos en mi pantalón y empezó a tocarme. Que placer! mis ganas iban a más, su polla dura y caliente y yo con ganas de que me hiciera suya. Que hiciera lo que quisieras.
Subimos al salón, me beso, nos desnudamos y me dijo que pasáramos a la habitación. Allí empezó el juego cómo nunca antes lo había vivido.
Órdenes iban y venían y yo me corría una y otra vez. Me penetro duramente, me lo comía cómo hacía años no lo sentía. Paso su lengua por mi clitoris, vagina, mi culito y me ordenaba que limpiara su polla con mi lengua. Follaba mi boca y empujaba hasta lo más profundo de mi garganta. Me masturbaba y nos corríamos. El cuatro veces, algo inimaginable, yo después de 6 u ocho perdí la cuenta. Metía los dedos en mi vagina, mi culito y me pedía que no utilizara mis manos, yo unas veces lo lograba y otras no. Pero estaba en un extasis total, nunca antes había sentido algo así. Pero me apetecía ser suya. Esa mezcla de erotismo y cariño a la vez. Obediencia y cuidado. Control y lujuria era nuevo para mi.
Entre una eyaculacion y otra me abrazaba y acariciaba, me pedía que dejara mis nervios y volvíamos a hacernos uno del otro a su manera, él decía cómo y cuando, pero lo dio todo, ya no había más ni en el ni en mi. Fue un darlo todo por ambas partes. Ya nos dolía a los dos y yo tenía el coñito muy rojo.
No sé cómo lo hice. Todo es nuevo para mí pero quiero que sea el primero de muchos encuentros, de muchos orgasmos, de muchas historias.

Publicado por: taxistasur69
Publicado: 09/02/2019 00:04
Visto (veces): 505
Comentarios: 0
A 11 personas les gusta este blog
Comentarios (0)
Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información