En el descampado

En el descampado

A este chico lo conocí por a través de app. Chateamos un poco, nos vimos más fotos, nos gustó lo que veíamos y aunque ese día no podíamos quedar, al par de días ya coincidimos bien. Era un sábado por la noche, sobre las 22.
Me dijo que me recogía cerca de mi casa, en un aparcamiento/descampado que hay por la zona. Yo fui y el estaba llegando. Me subí, y nos saludamos, lo típico al principio que da algo de corte…
 
El chico es moreno de 30 años, cuerpo algo marcado. Me pregunta que si sé de algún sitio y yo le digo que cerca hay alguno pero me pregunta que si donde estamos está bien y yo la verdad le digo que no tengo ni idea si es un sitio discreto como para follar por muy grande y discreto que fuera su coche.
 
Aun así el morbo nos pudo y empezamos ahí mismo a tocarnos, le bajé el pantalón y calzoncillos para sacar su polla que todavía estaba blandita pero empecé a metérmela en la boca para ir poniéndola dura. Voy notando como crece y como a él le gusta lo que le hago, juego con mi lengua, le pajeo la polla, lamo todo el cabezote y me la intento tragar entera, bajo con mi lengua para lamer sus huevos. Buena polla sin ser ni grande ni gorda pero bastante sabrosa.
 
Después de un momento así y ver que no pasaba nadie nos pasamos a la parte trasera del coche que al ser amplio estábamos más cómodos. Nos desnudamos, y sigo lamiendo su polla, mientras le toco el pecho y los pezones, le oigo gemir y eso me pone a mil. Él se incorpora y nos empezamos a besar mientras jugamos con nuestras pollas, él me pajea y yo a él mientras nuestras lenguas juegan. 
 
Luego es él quien empieza a chuparmela a mí un rato hasta que me doy la vuelta, me pongo a 4 patas y empieza a lamer mi culo, a chuparlo para dejarlo bien lleno de saliva.
 
Le pregunto que si quiere follarme, y por suerte la respuesta es si. Se pone condón y así a 4 patas empieza a metérmela sin mucha dificultad porque de lo cachondo que estaba entró fácilmente. Estuvimos unos cuantos minutos así a 4 patas yo recibiendo su polla y jadeando y él dándome embestidas y alguna nalgada. Luego cambiamos y me puse encima suyo a cabalgarle mientras le tocaba el pecho y le apretaba un poco los pezones y tanto él como yo mismo me tocaba la polla que la tenia durísima. 
 
Volvimos a 4 patas y luego cambiamos en plan misionero y ahí ya yo empece a pajearme para correrme mientras él seguía follandome. Estuvimos un poco más y casi nos corrimos a la vez, el llenando el condón con su corrida y yo llenándome todo el pecho con la mía que él mismo me seguía pajeando para sacarla. 
 
Nos vestimos, despedimos y yo me bajé y mire a ver si había alguien por alrededor y la verdad que no. Me imagino que posiblemente haya pasado alguien pero el morbo nos pudo, y era tan de noche que tampoco es que fuera tan arriesgado.

Publicado por: gaydetfe
Publicado: 13/09/2020 20:46
Visto (veces): 289
Comentarios: 1
A 14 personas les gusta este blog
Comentarios (1)

elfontanerogranc | 15/09/2020 17:53

Buen relato y mejor experiencia.

gaydetfe | 15/09/2020 20:25

gracias

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información