Experiencias hot

Experiencias hot

Pues fue en la cena de empresa de navidad, estábamos de marcha ya de madrugada por las Américas, en plan borrachera guiri total y entre bailoteo y copas me fui al baño a mear con mi cubata en la mano.
Me puse a mear en los meaderos de pie contra la pared, después de pelearme con la hebilla del cinturón, luego con los botones del pantalón y luego con los calzoncillos al intentar sacármela con una sola mano mientras con la otra intentaba darle otro trago al cubata sin echármelo por encima.
En esto me di cuenta de que justo al lado se había puesto a mear otro tío. Mire por el rabillo del ojo y vi que era un tío moreno, alto, con barba y pinta de machote total.
Total que trate de concentrarme para acabar de mear y poder salir de allí con dignidad, cuando me di cuenta de que el machote de al lado ya había terminado pero seguía allí. Por el rabillo del ojo vi que seguía meneándose la polla despacio y que aquello iba creciendo bastante.
Entonces gire la cabeza hacia el y le vi que me estaba mirando. En concreto estaba mirando mi polla, la cual estaba algo morcillona y abandonada a su suerte mientras yo seguía agarrando mi cubata con una mano y apoyándome en la pared con la otra.
No vi venir su mano, pero de pronto la sentí apretando mi polla morcillona. No supe que hacer y me quede quieto. El siguió apretando y moviendo su mano adelante y atrás mientras mi polla se iba poniendo cada vez más gorda y dura.
No me quería mover. No sabía q hacer pero sabía q aquello me estaba gustando.
Entonces el tío machote levantó la vista y me miró a la cara, me hizo un gesto con los ojos señalándome el único cubículo con puerta que había en el baño y sin darme tiempo a responder empezó a caminar hacia el sin soltarme la polla, que en ese momento ya estaba como una piedra, y me arrastró hasta allí sin mucho esfuerzo. Cerró la puerta. Me empujo contra una pared y me bajo la ropa del todo. Empezó a comerme la polla con un ansía como si lo estuviese deseando desde hacía mucho tiempo.
Me lamió los huevos, que estaban algo húmedos por el calor y me hizo una de las mejores mamadas de mi vida.
Me corri en su garganta. Le dije “me voy a correr! mientras seguía aguantando mi cubata y entonces el subió el ritmo y succionó mi polla como si la quisiera exprimir. Fue una corrida brutal.
Entonces se puso en pie y se siguió meneando su polla hasta que se corrió con un chorrazo de lefa que se quedó resbalando por la pared de azulejo del baño.
Luego se subió los pantalones y se fue.
Yo tarde un rato en vestirme y recuperar el aliento mientras mi cubata interminable seguía en mi mano.
Cuando salí del baño y volví al pub eché un vistazo alrededor por si el machote estaba allí pero no lo vi. De hecho no lo he vuelto a ver, o eso creo ya que mi memoria al día siguiente estaba bastante perjudicada.
Eso fue todo.

Publicado por: xavi20
Publicado: 14/09/2020 21:23
Visto (veces): 468
Comentarios: 4
A 21 personas les gusta este blog
Comentarios (4)

jack-ftv | 29/09/2020 09:49

Joder que rico relato

pepeescopeta7 | 23/09/2020 19:43

Son esas cosas que pasan en la vida sin querer ni buscarlo jejejejeje

guascaman | 15/09/2020 22:17

muy morboso

nudistabi | 15/09/2020 14:35

Me encanta tu relato.. Real... A mi me pasó similar pero en un spa estando con mi mujer

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información