La fiesta de la Hermandad.

La fiesta de la Hermandad.

Siempre estuvimos muy unidas como hermanas que somos sin embargo desde que nos casamos, mi hermana y yo nos veíamos poco, vivíamos algo distante, trabajamos mucho y nos queda poco tiempo libre para visitarnos.
Yo sabía que mi hermana y su marido eran liberales, frecuentaban locales de intercambios y tenían sus amistades dentro de ese mundo al que por más que ella me proponía, me negaba a entrar, no sé, no me veía haciendo sexo con más de uno o en grupo aunque sí había tenido mis fantasías pero imposible ni tan sólo de insinuárselo a mi marido, muy conservador y tradicional.
Cuando le conté a mi hermana de mi abstinencia obligatoria e impuesta por mi pareja, buen ser humano pero inapetente, lo primero que me dijo fue: este sábado te vienes con nosotros, tenemos una fiesta; ciertamente por primera vez dudé y solo le dije y qué le digo a él, eso déjamelo a mi y enseguida llamó a mi marido para decirle que necesitaba que yo la acompañara a Las Palmas el finde y este le dijo que sin problemas.
Me estaré volviendo loca, le dije y ella me respondió no, te volverás loca si sigues en ese estado, yo te conozco bien: disfrutarás y te relajarás, solo te pido una cosa, no hagas nada con mi marido, por respeto y yo le dije: tú sabes que yo lo odio.
Llegó el sábado noche y nos fuimos los tres a casa de una pareja amiga que celebraban la fiesta, entramos y sonaba la música, Sexual Healing, unos bailaban otros charlaban y bebían hasta que los anfitriones invitaron a todos a ponerse cómodos al grito de: Fuera la ropa y todos se desnudaron menos yo y ella me dijo, puedes quedarte en ropa interior si quieres y eso hice. Mi hermana me presentó a sus amistades y luego dejé de verla y fue cuando se me acercó un chico y me dijo vamos a bailar y me dijo: es tu primera vez y le dije que sí y me dijo, se te nota, miras entrecortada y tienes que desinhibirte mientras me daba a beber de su copa una mezcla de vodka con no sé qué que me dio un subidón y la terminé de un sorbo largo, bailaba suelta y sin darme cuenta me rozaba con todos los que bailaban y ellos conmigo, era una especie de juego pero ya muchos y muchas estaban súper excitado-as, se besaban, se tocaban hasta que una se arrodilló y empezó a mamársela a un amigo, la escena era súper excitante y nadie los miraba excepto yo y fue cuando él me susurró al oído, te atreverías a hacerlo y me rozó con su miembro desnudo las nalgas, yo me di la vuelta y empecé a caminar, él me siguió diciendo: perdona si te he ofendido y entré en la primera habitación y estaban tres parejas follando, me voy a la segunda y estaba mi hermana mamándosela a un chico, mientras recibía embestidas a cuatro patas en un espectacular trío y él me dijo: las habitaciones vacías que quedan están solo arriba y subí las escaleras corriendo y él detrás de mi, abrimos la puerta y ni una palabra, nos besamos con ganas, con lengua y nos devoramos el uno al otro, me comió las tetas, me mordió los pezones, el cuello, la espalda, me marcaba con sus dientes y uñas, me abrió las piernas y me lamió mientras frotaba su cara con mis labios ya hinchados y jugosos, se dio la vuelta y me la puso en la boca y saboreé su polla nueva, dura y limpia que me introducía hasta la tráquea mientras adentraba su lengua en mi vagina y la movía de forma tal que me estremecía todas mis terminaciones nerviosas, nos dimos la vuelta y se metió dentro de mi y follamos como lo necesitaba en todas las posiciones, nos dimos fuerte y el suspiro de mi orgasmo recorrió toda la casa por encima de la estridente música. Nos duchamos juntos y al salir, una pareja follaba en nuestra cama, nos veían pero no se cortaban y yo le dije, seguro que quieren intimidad y él me dijo, vamos a comprobarlo y nos acercamos, ellos seguían en la posición del perrito, mi amigo se la puso delante y ella empezó a lamerla y me miró como respondiendo a mi pregunta, me puse súper cachonda, me acerqué y el otro chico empezó a acariciarme los pechos, me gustaba mientras miraba cómo la follaba, me humedecía de ver cómo le entraba y salía y me dijo quieres probar y abrí mi boca apoyando mi cabeza ladeada en las nalgas de su chica, él le pidió permiso, sacó la polla de su vagina, blanca de sus jugos como quien regresa de la fiesta de Los Indianos y me dio de mamar, esta era más grande que la de mi amigo que ya había colocado y penetrado a la otra chica que bailaba sobre él, yo de verlos me ponía más cachonda hasta que le dije mientras se la comía, con la boca llena: fóllame biennnnnnn y él lo entendió a la primera, me puso de espaldas, me frotó los labios con su polla y empezó a penetrarme lentamente, suavemente y a disfrutarlo y a disfrutarlo yo, sentía cómo llegaba a lo más profundo de mi y no podía evitar gemir cada vez que tocaba fondo. Tenía complicidad con su pareja, le preguntaba: estás disfrutando y ella decía sí mucho y tú y él decía mucho también, tienes que probar esta mujer, es algo muy especial y seguía follándome cada vez más fuerte. Ella se corrió primero, con pasión, con ganas, una vez terminada, se levantó, suspiró y se fue a la ducha, mientras él también se levantó y me la puso delante, estaba siendo follada y tenía una buena polla delante, qué hacer? Abro la boca y me la introduce suavemente y sentí el máximo placer de mi vida, follando y mamando a la vez, tal y como había visto a mi hermana hace unos minutos y de la que había pensado para mis adentros: qué guarra la tía!
Nos empleamos a fondo los tres y procuramos el mayor disfrute del otro hasta que llegamos al climax, nos derrumbamos, suspiramos y nos fuimos a la ducha, nos enjabonamos unos al otro cómo si nos conociéramos de toda la vida y se creó una complicidad que me encantaba.
Cuando terminamos pararon la música y mi amigo dijo, es hora de cenar. Así son las normas.
Bajamos todos desnudos, yo ya sin pudor, me encontré con mi hermana que me dijo qué tal y yo solo le dije: gracias por traerme.
Cenamos y bebimos a gusto, mientras conversábamos y algunos aprovechaban para organizar citas juntos, bebimos buenos cócteles, necesitaba además de sexo, alcohol y empezó un juego, preguntar al azar: cómo había sido tu primera vez, con detalles...
Pero esa ya es otra historia.

Publicado por: arcoiris
Publicado: 06/10/2020 20:51
Visto (veces): 317
Comentarios: 2
A 23 personas les gusta este blog
Comentarios (2)

mikitfe | 09/10/2020 12:19

Mmm buen relato morbo en estado puro me encanto tanto que se me puso dura!!!. Besos

loveftv | 09/10/2020 09:42

Buen relato

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información