Cómo conocí a una madura francesa

Cómo conocí a una madura francesa

De vacaciones en el Sur de la isla (en Gran Canaria); llegué un viernes, con la intención de disfrutar de 2 semanas de relax y no hacer nada... El mismo día que llegué, solté las cosas en el apartamento y salí a dar un paseo, ir de tiendas... también tenía que hacer algo de compra...

Llegando al supermercado, vi a una mujer (de más de 50 años, pensaba yo) con 4-5 bolsas, que parecían pesadas, ya que se veía que la mujer iba un poco apurada... y de repente, a escasos metros de cruzarnos el uno con el otro... una de las bolsas que llevaba la mujer, se rompió y se le cayó todo el contenido de la misma al suelo, y quedaron esparcidas en la acera... mi primera reacción fue ayudar a esa mujer; le dije: "no te preocupes que te echo una mano", justamente tenía una bolsa de la tienda que visité anteriormente y se la ofrecí para que guardara las cosas que se le habían caído... Cuando recogimos las cosas que se habían caído, me di cuenta que la mujer estaba un poco agobiada, estaba sudando... y parecía cansada... así que le pregunté si necesitaba ayuda para llevar la compra, ofreciéndole mi ayuda para llevar la pesada compra hasta su casa/apartamento. Ella me dijo: "Sí, por favor, no te importa? muchas gracias, muy amable (... )"

No vivía muy lejos... fuimos de camino a su apartamento, hablando un poco (lo típico); ella es francesa, pero hablaba bien español/castellano. También me fijé en ella, físicamente... era una mujer no guapa, pero si muy atractiva... ojos claros, pelirroja... con un buen par de tetas, grandes y de las que cuelgan (no pude evitar fijarme en sus tetas, ya que iba con una camisa de tiras sin sujetador -hacía mucho calor ese día-... y uno no es de piedra), además, cuando se le rompió la bolsa y se agachó a recoger las cosas, se le salió una de las tetas por un hueco de la camiseta... Tenía unas piernas bonitas y largas, un buen culo (esto me lo podía imaginar); bueno, era una mujer normal... y tenía su puntito.

Cuando llegamos a su apartamento, me preguntó si quería tomar algo: un vaso de agua, una cerveza, un café... para agradecerme el haberle ayudado con las bolsas... un simple y bonito gesto de cortesía. Acepté con mucho gusto, y de paso, aproveché y me tomé un respiro. Y ahí me quedé, con mi vaso de agua... ella se fue a su habitación... luego se fue al baño... oí el grifo de la ducha; se fue a dar una ducha y me dejó ahí, tranquilamente en el pequeño salón.

Cuando salió se había puesto unas mallas de hacer deporte (leggins), bien ajustados (yo creo que eran de una talla menos), tanto que se le marcaban bien las curvas de su cuerpo, el culo bien marcado y también pude ver como se le marcaba bien el coño, se veían muy marcados los labios vaginales... y también se puso un top blanco... y no llevaba sujetador debajo del top; sus grandes tetas se transparentaban y sus pezones eran muy visibles.

Se fue hacia la cocina... y me preguntó: "Voy a hacer café, quieres uno... ?" Le dije que si, que si no era molestia... Ella me preguntó que si yo vivía ahí... yo le dije que no, que estaba de vacaciones... y que justamente llegué ese día...

Yo le pregunté lo mismo... (surgió así una nueva conversación); y me dijo que no, que ella es francesa y que llevaba viviendo aquí 6 años, ella sola... ya que su marido falleció hacía 8 años... y en ese tiempo sólo había estado con un hombre... ya sé que me ves vieja, pero incluso una anciana como yo necesita sexo de vez en cuando... dijo ella sonriendo...

¿Cuántos años tienes? si te puedo preguntar eso... Me dijo: "59, me ves guapa?", volvió a sonreír...

Nos sentamos a tomar el café y seguir charlando en una mesa de la cocina... ella frente a mi... y de cuando en cuando, se inclinaba hacia adelante, dejando ver el canalillo que tenía entre sus tetas... y también se le notaban los pezones... y de buenas a primeras, me dice: "Antes se me salió una teta (cuando se le rompió la bolsa), tú me viste?" Le dije que si... que era imposible no haberla visto... estábamos casi al lado... pero no me fijé solo en eso, mas bien estaba preocupado por la situación, y lo primero que pensé fue en ayudarte...

Es que tengo las tetas grandes... y se me salen! Normalmente, no suelo usar sujetador cuando salgo, como estoy sola y vivo sola... siempre hago topless en mi apartamento.

No te preocupes por mi... si quieres hacer topless ahora... estás en tu apartamento... yo sólo soy un desconocido... jeje!
(los dos nos reímos, un poco a carcajadas)

Ella, ni corta ni perezosa... se quitó el top blanco que llevaba puesto... y sus grandes y pesadas tetas estaban ahora sobre la mesa, al lado de la taza de café... (tiene 59 años, pero nada tiene que envidiar a una chica de 20-30-40 años pensé yo); ¿te gustan? ¿son bonitas? ... o están muy caídas? dijo ella, viendo que yo me quedaba mirando sus tetas fijamente... Son muy bonitas, tienes unos buenos pezones y unas areolas grandes también... le dije yo, tomando un buche de café y observando sus hermosos pechos.
.
¿Te gustaría acariciarlas, tocarlas? dijo ella espontáneamente... Si, claro, ¿puedo? Me acerqué a ella y empecé a acariciar suavemente sus tetas... primero con una mano, y luego con las dos... las agarré a la par... y si que eran gordas y pesadas... y también suaves... Mientras yo manoseaba, acariciaba y agarraba sus tetas... ella se giró hacia mi y empezó a tocarme, las piernas, los muslos... y poco a poco fue subiendo hasta agarrarme la polla, apretándola a través de mis pantalones.

Veo que se te está poniendo dura... ¿puedo sacarla de los pantalones? quiero ver cómo la tienes... sin apenas tiempo de decirle que si, ella me sacó la polla de los pantalones... y la tenía ya fuera, y empezó a masturbarme suavemente.

Llegados a este punto... ya se sabía lo que iba a pasar ese día, en ese apartamento...

Le dije que se levantara de la silla... la puse de pie y de espaldas a mi... mi pecho contra su espalda... y fui poco a poco deslizando mi mano por su cuerpo hasta llegar a su coño (sin bajarle los pantalones/leggins); y vaya que si tenía un coño bien grande y gordito... tenía unos labios gruesos (y eran sólo lo de fuera); y no estaba nada seco... ya estaba mojado cuando empecé a trabajarlo; ella cada vez se excitaba más, y empezó a bajarse sus leggins de gimnasio y se quedó completamente desnuda... ahora podía ver todo su cuerpo desnudo, sus enormes tetas y ese coño... que también era grande (no era pequeño, eso seguro)

¿Te gusta? ¿Quieres follarme? preguntó ella.. Soy una vieja de 59 años, pero aún estoy caliente y quiero tener sexo... nunca se es demasiado viejo para follar. Si quieres follarme, me gustaría dejarme follar por ti...

Yo le dije que sí... que también estoy caliente. Me desnudé y empezamos a follar.

En un momento de conciencia pensaba... "Joder, que buena follada me ha cuadrado con esta mujer, de la nada... y que buena está... y es mayor, pero no me importa... ¿qué importancia tendrá la edad para el sexo? Vaya hembra, qué tetas, que culo, que coño tiene, grande, con unos labios gruesos y largos, muy carnoso, rosa... etc, etc... "

Ven, yo quiero primero... -me dijo ella- Se puso de rodillas e inmediatamente empezó a chuparme la polla y a jugar con ella, con su boca, sus labios... y con la saliva, mucha saliva... no tardó mucho en ponérmela dura... ella tenía ganas y así lo demostró... obviamente, no era la primera polla que se comía, se veía que tenía mucha, mucha experiencia... lo hizo tan bien con los labios y la lengua que pensé que me iba a correr de inmediato (pero no fue así); ella siguió un buen rato ahí, chupando, lamiendo y jugando con mi polla...

Ahora ella quería ser follada por mí... y se fue al sofá, se puso a cuatro patas, con las piernas muy separadas, ofreciéndome su coño caliente y húmedo para follarla... la imagen era muy sugerente no, lo siguiente... a cuatro patas, y con las piernas bien abiertas, dejaba caer sus labios vaginales de tal forma... que era muy apetecible... y ahí fui... primero lo lamí un buen rato... dando algunos mordisquitos también, de cuando en cuando... eso a ella la excitaba mucho más... gemía y gritaba de placer... luego, con mi polla bien dura, y bien lubricada, se la metí en ese coño tan delicioso!

Ven y fóllame más, jódeme con tu hermosa polla, hijo mío... Sí, así qué bien, dame más, quiero leche en mi coño hoy... Nunca he sido follada así por un hombre tan joven mucho tiempo, puedes hacer lo que quieras conmigo, fóllame, estoy tan caliente y cachonda... -decía ella entre jadeos y respiraciones aceleradas- mientras yo la follaba y la penetraba una y otra vez...

Sus tetas botaban cada vez que se la metía, puso sus piernas sobre mi espalda y me atrapó... ahora los dos empujábamos al unísono... cuando tuvo su primer orgasmo, gritó muy alto y muy fuerte (dijo algo en francés, pero yo ni idea); eso hizo que me pusiera más cachondo aún... yo seguía penetrándola, una y otra vez, a buen ritmo... ella seguía gritándome "fóllame, fóllame, no pares", ella no había tenido un orgasmo tan fuerte en años... Seguí penetrándola hasta que estaba ya casi apunto de terminar...

Le dije: "Me voy a correr" estaba a punto de estallar... y me dice ella "córrete en mi boca"... Le puse la polla cerca de su boca... pero ella, rápidamente, se la metió en la boca... y empezó a succionar y mamar como si no hubiera un mañana... empecé a correrme dentro de su boca y de su garganta... notaba como entraba cada eyaculación, fueron como 5 ó 6 lechadas... y no se le escapó ni una gota... Joder, qué rico -dije yo-

Poco después, cuando bajaron un poco las revoluciones... nos sentamos tranquilamente en el sofá... le toqué las tetas y le dije: "Qué maravilla de mujer eres... ". Ella me agarró la polla y me dice: "ha sido una buena follada contigo, hijo mío... Quiero que vengas a follarme más a menudo. Puedes venir cuando quieras"

Le dije que sí, que por mi parte si... es un placer follar con una mujer tan cachonda como tú...

Ese día, me quedé con ella toda la tarde y hasta por la noche... y follamos 4 veces más.

Y después de ese día... aproveché para hacerle una visita diaria, cada uno de los días que estuve en el Sur y follamos mucho y bien... maravillosamente!

A día de hoy, no nos vemos todos los días (obviamente); pero mantenemos el contacto y hablamos de cuando en cuando; y siempre que bajo al Sur, hablamos y quedamos... Ella me dice que después de nuestra experiencia, no ha conocido a otros hombres... y que tampoco los busca... y me pregunta: ¿Quieres follar conmigo cuando estés aquí? contigo es muy divertido... Y yo le digo que si, que me gusta follar con ella... y ella sonríe.

Publicado por: ivan81
Publicado: 17/12/2020 19:39
Visto (veces): 468
Comentarios: 7
A 36 personas les gusta este blog
Comentarios (7)

nidilfa | 08/01/2021 06:15

Un relato muy bueno y cachondo. Uff... me trae recuerdos parecidos

mikitfe | 23/12/2020 12:41

Buen relato las maduras saben como hacerte disfrutar!!! Saludos

culytogay | 19/12/2020 16:08

Que maravilla uff felicidades

tonyperezgc | 19/12/2020 11:32

Que maravilla de relato erotico, que buena experiencia. Me he puesto tan cachondo que no he podido aguantar de masturbarme pensando en esa situación que tb me ha pasado justo en el sur de Gran Canaria.

mistercat | 18/12/2020 19:43

Buena escena, y contada d una forma muy entretenida.

jericodd | 18/12/2020 14:43

Puff que envidia! Cuanto daría por que me pasase eso

rabisex42 | 18/12/2020 14:18

tienes su telefono? jiji

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información