El sexo no tiene edad.

El sexo no tiene edad.

Desde el confinamiento, estreché mucho más mi amistad con una vecina, cierto es que en la calle no nos veíamos pero sí idéanos el lugar para quedar, su trastero-cuarto de lavado en la última planta, allí quedábamos y follábamos cada vez que nos apetecía, teníamos acomodado el lugar.
Ella recién separada vivía con su hijo y yo vivía con mi pareja junto a su joven hija, ambos habíamos hablado de muchas cosas y de nuestros deseos y ganas y así surgió una amistad donde disfrutamos y nos satisfacemos con bastante frecuencia.
Luego de un tiempo sin podernos ver, elegimos una noche para quedar al estar ambos solos, subí hasta la azotea y ella me abrió, cerramos bien y empezamos a comernos, nos devorábamos de pies a cabeza sus labios, su cuello, sus tetas, abría sus piernas y lamía todo su sexo mientras ella hacía lo mismo conmigo y nos enfrascamos en un buen 69, dando lo mejor de nuestras lenguas hasta que ella se sienta sobre mí y me folla toda la boca, baila besándome con sus labios de su sexo mis labios dejándose todos sus jugos que succiono y saboreo, me gusta su olor, su sabor y su manantial de fluidos bañaban toda mi cara mientras mordía su clítoris y estiraba y soltaba.
Llevé su cuerpo hacia mi polla tiesa y se la fui introduciendo sin resistencia mientras nos movíamos y fue ella quien se sentó bien entrándole hasta lo más profundo y suspiró y empezó a cabalgar, rápido, con movimientos cada vez más fuertes, se soltó su pelo y era un pedazo de mujer encendida, caliente y fuera de sí, suspirando y gimiendo hasta que tapé su boca con un beso, nos dábamos lenguas al compás de nuestras pelvis mientras yo la sujetaba por las nalgas y la empotraba más hacia mi a la vez que acariciaba su ano, ella me decía, eso me vuelve loca, tomaba sus jugos de la vagina y lubricaba su ano donde introduzco despacio mi dedo y la masturbaba, así follamos en varias posiciones hasta que me puse encima, sujeté sus piernas en una perfecta V y arremetí contra ella con una furia salvaje que descargué en todo su interior y que ella recibió a gusto.
Estábamos aún uno encima del otro cuando sentimos que se abrió la puerta de la azotea, miramos los dos asustados por el cristal del trastero y era una pareja de jóvenes, ella me dijo, no temas que solo yo tengo llave de aquí y tuvimos que esperar.
Apenas se escuchaba lo que hablaban pero sí se entendía y las voces nos eran familiares y cuando fijo bien mi mirada veo que la chica es mi hijastra y le comento a mi pareja que su madre decía que ella aún no tenía relaciones sexuales, sería su primera vez?
Vimos que empezaron a besarse apasionadamente, se mordían y retorcían y ella empezó a quitarse la blusa, se veía más lanzada y él enseguida manoseaba sus blancas tetas que brillaban a la luz de la luna, él se quita la camisa, es cuando mi amiga ve su enorme tatuaje y me dice, es mi hijo, no puede ser, que callado se lo tenía. Lo cierto es que todo transcurrió de pie, luego de acariciarse y manosearse todo el cuerpo, él se bajó los pantalones y ella acto seguido se agachó y empezó a mamar con mucho apetito y fue cuando ella me dijo, yo creo que no es su primera vez, mira cómo le abre más piernas y le come de los huevos a mi niño y decidimos descansar y dejar de mirar por respeto.
Pero era imposible por sus gemidos, él la levantó la puso contra el muro donde ella apoyó sus codos, abrió bien sus piernas y él comenzó a penetrarla en esa posición, abriendo cuidadosamente sus nalgas y poco a poco fue introduciendo todo su pene dentro de ella que permanecía erguida con las piernas firmes, a pesar de que él ya embestía fuerte hasta el fondo y hacía tambalear su cabeza y su cabello se iba hacia adelante, follaron fuerte, firmes y seguros y comentamos que ninguno de los dos eran primerizos, ella se burlaba diciendo: vaya con la niña y yo le decía y tú niño qué, tremendo rabo que se gasta!
Nos asomamos de nuevo y estaban los dos completamente desnudos y todo sudados y ya estaban a punto, se golpeaba un cuerpo contra otro y ninguno de los dos cedían, parecían animales y veíamos para nuestro asombro como follaban tan fuerte que parecía que se hacían daño, ella gemía y le pedía más fuerte, más fuerte y él apretaba sus nalgas y la sujetaba por las caderas y la levantaba con cada embestida y sus pies quedaban balanceándose en el aire mientras él seguía dándole fuerte, mi pareja me agachó y empezó a mamármela y me dijo, me han puesto cachones estos chiquillos y yo le dije, no sé si pueda follarte así, de veras no sé si empalme.
Mientras afuera mi hijastra le decía a su chico, ponte el preservativo que estamos a punto y él le dijo: no traigo, te voy a dar por el culo. Fue cuando yo le dije a mi amiga, eso no lo permito, si va a hacer eso, salgo y paro la fiesta y ella me dijo y quién eres tú? Déjalos a ellos qué son dueños de sus vidas, fue cuando él se la sacó y usó todos sus jugos en dilatar su ano, giraba sus dedos e iba introduciéndolos más y ella me dijo: eso me encanta, me pone! Luego él le introdujo todo el dedo y empezó a masturbarla por el ano, introdujo dos dedos y le preguntó a la chica si le gustaba y ella dijo que le encantaba, él depositó su polla muy tiesa sobre la entrada de su ano y yo le dije a ella, no sabía que esta chiquilla ya era una mujer y con tanto aguante, él comenzó a empujar despacio mientras le decía, ya tienes toda la cabeza dentro y ella decía sí, ya la siento, ya lo peor pasó, e iba despacio hundiendo cada vez más su pene erecto en su estrecho culo, mientras abría sus nalgas y veíamos la blancura de ese culo que creíamos virgen y el rosado de su aureola alrededor del ano y mi amiga me dijo, eso me pone como una moto, estoy súper cachonda!!!, joder que rico.
Ambos empezaron a moverse despacio sin introducirla del todo y con algunas quejas de ella que sentía molestias, te la saco, preguntaba él y ella decía no, es una mezcla de dolor y placer a la vez que me gusta, fóllame bien el culo, reviéntame, llenámelo de leche... y mi amiga soltaba una carcajada: vaya con la niña! y me miraba en tono burlón.
El chico la sujetó fuerte del pelo y tiró de él hacia atrás e introdujo lo que quedaba ya fuera dentro de su culo y ella dijo ya siento tus huevos frotando mi coño, se abrió más de piernas y él empezó a follarla brutalmente, a reventarle el culo como ella había pedido, a hacerla saltar de forma que a ella le quedaba medio cuerpo sobre el muro hacia el patio, temí que se fuera a caer y mi amiga me dijo que no, qué estaba bien anclada, jamás habíamos visto unas personas follar así, ese rabo se hacía infinito y largo viendo sus movimientos de mete y saca y lo mejor, ella aguantaba, resistía, le gustaba, sufría y disfrutaba, él aprovechaba su enorme físico y la tenía apoyada en el muro con los pies de ella colgando, hasta que apoyó sus pies, apoyó sus manos en la espalda de ella y escuchamos el rugir de su corrida que iba saliendo al compás de sus empujes que ella recibía con medio cuerpo afuera colgando, y la llenó de leche, luego la fue sacando despacio, poco a poco y cuando terminó vimos literalmente un culo muy blanco, todo abierto y súper dilatado que no se cerraba, ella le dijo: ponte ya y no sabíamos a qué se refería, él se agachó debajo mientras veíamos todo su culo y su ano contrayéndose, moviéndose, hasta que salió toda la leche de su culo que él recogió en su boca, se pusieron de pie y él escupió toda su leche en la boca de ella que se tragó dando arcadas hasta la última gota.
Se vistieron y se marcharon de prisa cuando ella me mira y descubre que yo estaba superempalmado, la tenía durísima, abrimos la puerta y salimos, la puse contra el muro y follamos con más fuerza que la primera, recordando ambos las escenas vividas y superchachondos, embistiéndola fuerte y seguida tantas veces hasta que explotamos, nos corrimos casi a la vez, ella se puso de pie y me pidió que me agachara, puso se sexo en mi boca y sentí caer mi leche y su leche todo mezclado dentro de mi, me puse de pie y lo vertí en sus labios mientras nos besábamos e intercambiábamos nuestros flujos...
Ella me confesó algo y me dijo, espero que no te moleste pero tu hijastra me puso a tope y me ha despertado un deseo tremendo de estar con otra chica y yo solo le dije: el sexo es para disfrutarlo, de las formas que nos apetezca.
Regresamos a casa y ya mi hijastra se había duchado, recogí su ropa interior del suelo y era un pegoste, húmedo que deposité en el cesto, fui a su habitación y ya dormía duchada, con la puerta abierta y contemplé ese cuerpo desnudo que antes había estado retorciéndose de placer cuando yo pensaba que aún era una niña, cerré la puerta.
Y me puse a ver la tele, cuando sonó mi móvil y era mi pareja que ya había terminado el curro y venía en camino, quería hablar, tenía ganas y me confesó que teníamos que salir de la monotonía, que quería hacer cosas nuevas, que si yo estaba de acuerdo, que le apetecía estar con otra mujer si a mi me parecía bien... y yo le dije, por mi no hay problemas, se trata de que disfrutemos, y alegué: tal vez conozca a alguien que también le apetezca y podamos hablarlo... o lo hablan ustedes...

Publicado por: sentirnos
Publicado: 21/08/2021 10:28
Visto (veces): 315
Comentarios: 8
A 24 personas les gusta este blog
Comentarios (8)

mikitfe | 21/09/2021 10:18

Buen relato muy morboso

grancanjoven | 15/09/2021 17:29

Hola bonita historia. Me escribiste pero no me deja contestarte mediante mensaje normal lo siento

germaan29 | 10/09/2021 12:10

Bueno dias escríbeme al privado soy el del anuncio que has contestado pero no tienes para que te escriba por mensaje asi que te dejo mi perfil y me escribes tu para hablarlo

germaan29 | 10/09/2021 12:12

Lo siento no tenía otra forma que no sea por comentarios para hablar sobre lo que me dijiste respecto a mi anuncio

playsex | 01/09/2021 19:20

Me escribiste en repuesta a un anuncio pero no me deja responderte

chinga | 28/08/2021 13:10

felicidades buen relato, a ver como sigue esa relacion de tu pareja con otra chica, quizás la vecina o quizás no, ya nos sacaras de dudas pronto

tomas14 | 27/08/2021 16:55

Que locura, no sé quién me gusta más, si la niña que dio una máster class o la vecina que descubre nuevos horizontes. Desde luego buenísima historia

jesusfgil | 22/08/2021 13:17

Gran relato, sana envidia...

rjmencey | 22/08/2021 01:13

No se si será real o no, pero una situación de lo más curiosa y con gran fina y quizás segunda parte

Nuestra web sólo usa cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. Más información