Cosas que se echan de menos

Cosas que se echan de menos

Esto es una vivencia personal de hace unos años atrás, cuando éramos jóvenes e inexpertos.
Por aquella época solía quedar con una myy buena amiga. Todo era sencillo, pasábamos las tarde juntos, quedábamos después de clase, salíamos de fiesta, cómo buenos amigos. Se preguntarán, no había sexo entre ustedes? La respuesta es que nunca se planteó, pero si lo hubo.
Ella era una abanderada homosexual, o eso siempre pensé yo, pues lo daba por sentado y nunca le pregunté.
Una tarde en su casa me comenta que se iba a la ducha, inocente yo le pedí su ordenador para entretenerme mientras ella hacía sus cositas. Todavía grabada en mi mente el momento en que salió de la ducha solo con su toalla. Me retiro el ordenador y luego dejó caer su toalla. Fue tan inesperado, que todavía después de 12 años estoy procesandolo. Me encantó todo, su cuerpo imperfecto, sus curvas sus piercing en los pezones, su pelo mojado...
Se montó en mi cual amazona y empezó a besarme y abrazarme. No sé en qué momento mi pene se puso duro, pero creo que fue antes de que la toalla todara el suelo. Subía la temperatura y nos comíamos apasionadamente, de su coño brotaban manantiales.
Ella para de repente, me quita la ropa fugazmente y vuelve a su puesto de nuevo. Frota ahora su coño piel con piel con mi pene y me suelta impresionada, - yuos, que pedazo de polla, así en canario profundo. Pero si ella estaba impresionada más sorpresa me llevo yo cuando descubro con mi pene un tercer piercing es su clítoris.
Ella para, me toma de la mano y recorremos la casa hasta su habitación. Allí ya nos olvidamos del mundo y de los planes que habíamos hecho, de las personas que nos esperaban, solo éramos ella y yo, sin tiempo y sin preocupaciones por los demás.

Jamás me había sentido tan libre teniendo sexo con alguien, será por la complicidad que teníamos basada aen la amistad. A partir de ahy la cosa mejoro, pues ya antes teníamos una amistad perfecta, con el sexo todo subió de nivel. Y no habían celos ni mucho menos pues yo "ligaba" o al menos lo intentaba con otras chicas y ella lo propio. Así durante un tiempo seguimos con mil y una anécdotas más.

Un día, no recuerdo cuando fue ni quiero, ella me presento a una chica. Ya lo había echo antes y todo había ido igual de bien. Pero esta era distinta, muy dominante, muy celosa, yo no la veía con buenos ojos. Y no me equivoqué, pues poco a poco nos fue alejando y lo que antes era estar casi siempre juntos se iba espaciando más en el tiempo, dejando de hacer planes hasta que un día se desvaneció y nunca más supe de mi álter ego.

Cómo todo en la vida se olvida, o se supera al menos o eso creia yo, y un día inesperado me contacta de nuevo por una red social. Había roto con aquella pareja y quería retomar la amistad donde la dejamos. Ocho años es mucho tiempo, y da tiempo para reparar las heridas de un corazón que pierde una amiga y tiempo para construir una vida. Yo ya en ese tiempo tenía la que hasta día de hoy es mi pareja.
Un poco iluso yo, le hable ilusionado pues con tan buenos recuerdos como iba a echarla de mi vida de nuevo. Fueron unos días de conversaciones amenas, reviviendo viejos tiempos y haciendo nuevos planes. Hasta que un día caí en la realidad. De las cosas más duras que he hecho en mi vida, a veces me arrepiento otras no.
De manera autoprotectora, para no dañarme a mi de nuevo, ni poner en peligro mi relación actual porque sabía lo que iba a pasar. Con pulso firme la saqué de mi vida de nuevo. El pulso firme es para quedar bien, porque si dolió perder una vez a alguien a quien aprecie tanto, imagínese dos veces. Pero no quería entrar en un bucle sin fin, de cuando ella encontrará pareja igual de nuevo y luego tener a mi pareja celosa día por día, pues ella sabía cómo había vivido aquellos tiempos con mi amiga.
Quiero terminar pidiendo disculpas a esta chica si la hice sentir mal con mi decisión salomónica, pero yo también me sentí mal durante mucho tiempo y sin saber porqué.
Si viviera otra vida estaría encantadísimo de conocerla de nuevo, pero aprovecharía más el tiempo junto a ella. No todos los amores son románticos, hay más maneras de querer a una persona en esta vida.

Publicado por: tomas14
Publicado: 31/08/2021 06:55
Visto (veces): 290
Comentarios: 2
A 14 personas les gusta este blog
Comentarios (2)

chicatransgc | 02/09/2021 22:38

Bonito relato, muy bien redactado y rico en datalles. Yo me quedaria con en mensaje positivo, la vivencia y satisfacción vivida, triste hubiese siso no haberla vivido, experimentado por miedos o indecisiones. La decisión de autoprotegerte y salvaguardar tu relación actual me parece una decisión madura y hasta sana. Dice mucho a tu favor que aún con todo reconozcas y asumas tu oarte de responsabilidad y verbalices las disculpas aún a sabiendas que igual no le llegue a ella, directamente. Enhorabuena por el relato y gracias por compartirlo, sobre todo por que dista bastante de lo que aquí abunda, donde se dota de manera fríboma, exclusivia y con unico portagonisno al simple hecho del morbo y el sexo per se, sin tener en cuenta la simbiosis y conexión que hay detrás de un encuentro tan íntimo como es el sexual Enhorabuena por tu caoacidad de redacción y expresión.

discr-tfe | 02/09/2021 19:36

Son experiencias de la vida, a veces amargas, pero también hay que protegerse, hacer lo correcto nunca resulta fácil.

tomas14 | 02/09/2021 21:26

Pero no hay que centrarse en lo negativo, eso es sólo parte de la historia. En su momento estuvo bien y quedó el recuerdo, ahora otras personas

discr-tfe | 02/09/2021 21:29

Por supuesto, siempre debemos quedarnos con lo positivo 👍🏻

Nuestra web sólo usa cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. Más información