Comida de culo

Comida de culo

A mi el sexo oral me encanta pero comer culo es algo que me vuelve loco. Hacer estremecer al tio con el que esté jugando con mi lengua, mis labios, mis dedos… me pone mucho.

Estuve hablando con un chico habitual que ya sabia que a mi hacer eso me encanta pero a él no le entusiasmaba mucho, pero cada vez se animaba más a ir probando cosas así que ese día no sé si es que el muchacho estaba más cachondo de lo normal o que fue pero me dijo que le apetecia mucho que le lamiera entero.
Quedamos en su casa, y nada más entrar fuimos directos a la cama, nos desnudamos y empecé a tocarle todo el cuerpo sintiendo como nos estremeciamos. Jugué un poco con sus pezones, su polla, sus huevos, le tumbé y le empecé a lamer desde los pezones, el pecho, el ombligo, la polla ya dura como una piedra, baje a los huevos uno a uno y seguí bajando a ver si se dejaba… y se dejó porque levantó las piernas para yo poder trabajar mejor.
Empecé suave con movimientos circulares de mi lengua y cambiando de movimientos mientras iba también succionando, chupando, mordisqueando… lo tenía a mil. Iba pajeandole suavemente también y sentía como su agujero palpitaba. Me propuse hacerle correr así y eso que ese chico tiene aguante.

Cambiamos de postura después de estar jugando un rato con mi lengua, y le dije que se pusiera a 4 patas, se quedó extrañado pero le dije que era para poder jugar mejor con su culo y mi lengua, que no me lo iba a follar. Le separé las nalgas y seguí dándole placer con la lengua, a veces pasaba un dedo por su agujero para sentirlo, y mientras también jugaba con su polla, a veces bajaba a lamer bien su rabo y los huevos. Le chupaba la polla y volvía al culo y él disfrutando y gimiendo.
Estuvimos así un rato hasta que le dije que quería sacarle la leche mientras seguía jugando con su culo y entonces cambiamos de postura y entre los 2 fuimos pajeando su polla y yo seguía lamiendo su culo y mordisqueando y chupando, disfrutando de ese agujero tan sabroso que tiene. Seguimos un poco más hasta que ya no podía más y se iba a correr, entonces yo me puse a acariciar su agujero con mi dedo y mi lengua mientras él se pajeaba y se llenaba su barriga de una buena corrida que una vez sacó toda subí a lamerle y dejarle bien limpio.
No sé si fue por ese día que estaba extrañamente morboso o que pero un par de veces más de las que quedamos hicimos más o menos la misma situación, como que su culo y su polla le pedían esa sensación. Y yo encantado de disfrutar de un culo tan rico.

Publicado por: gayversatfe
Publicado: 09/11/2021 20:41
Visto (veces): 169
Comentarios: 3
A 13 personas les gusta este blog
Comentarios (3)

arko | 17/11/2021 19:02

Uff que pedazo relato me empalme

mikitfe | 16/11/2021 08:58

Buen relato me la pusiste como una piedra!!

atrevidosbrasil | 15/11/2021 23:58

Que rico 😋 yo también quiero eso

Nuestra web sólo usa cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. Más información