Información VPH

Información VPH

Qué es el VPH?
VPH significa “virus del papiloma humano”. Es la infección sexualmente transmitida más común que existe. Por lo general, el VPH es inofensivo y desaparece espontáneamente, pero algunos tipos pueden provocar verrugas genitales o cáncer.

Existen más de 200 tipos de virus del papiloma humano (VPH). Alrededor de 40 tipos pueden infectar tu área genital (tu vulva, vagina, cuello uterino, recto, ano, pene y escroto) así como tu boca y garganta. Estos tipos de VPH se propagan durante el contacto sexual. (Otros tipos de VPH causan verrugas comunes, como las verrugas de las manos y las plantas de los pies, pero no se transmiten sexualmente).

Las infecciones genitales por VPH son muy comunes. De hecho, casi todas las personas sexualmente activas se contagian con el VPH en algún momento de su vida. La mayoría de las personas con VPH no tienen síntomas y se sienten perfectamente bien, por lo que generalmente si ni siquiera saben que están infectadas.

La mayor parte de las infecciones genitales por VPH son inofensivas y desaparecen solas. Sin embargo, algunos tipos de VPH pueden provocar verrugas genitales o ciertos tipos de cáncer.

Dos tipos de VPH (los tipos 6 y 11) causan la mayoría de los casos de verrugas genitales. Las verrugas no son nada agradables, pero son causadas por un tipo del VPH de bajo riesgo, ya que no provocan cáncer ni otros problemas graves de salud.
Al menos una docena de tipos de VPH pueden provocar cáncer, si bien dos en particular (los tipos 16 y 18) son los causantes de la mayoría de los casos. A estos se los denomina VPH de alto riesgo. El cáncer cervical es comúnmente asociado al VPH, pero el VPH también puede causar cáncer en tu vulva, vagina, pene, ano, boca y garganta.

La infección por VPH no tiene cura, pero hay muchas cosas que puedes hacer para evitar que el VPH tenga efectos negativos en tu salud. Hay vacunas que pueden prevenir que contraigas cierto tipo del VPH para siempre. Tu médico o enfermera pueden quitar las verrugas genitales. Los casos de alto riesgo del VPH pueden ser tratados fácilmente antes de que se conviertan en cáncer, por lo que es muy importante hacerse exámenes del VPH y citologías vaginales regularmente. Si bien los condones y las barreras de látex bucales no ofrecen una protección perfecta, pueden ayudar a disminuir las probabilidades de contagio del VPH.

¿Cómo se contagia el VPH?
El VPH se contagia fácilmente por contacto piel a piel cuando tienes sexo con alguien que lo tiene. Te contagias cuando tu vulva, vagina, cuello uterino, pene, o el ano entra en contacto con los genitales o la boca y la garganta de otra persona, normalmente durante el sexo. El VPH puede propagarse incluso sin que haya eyaculación y sin que el pene penetre en la vagina, el ano o la boca.Qué significa para mi relación tener el VPH?

Por lo general, las infecciones por el VPH son temporales. Una persona puede tener el VPH durante muchos años antes de que le cause problemas de salud. Si a usted o a su pareja se les diagnostica una enfermedad relacionada con el VPH, no hay manera de saber por cuánto tiempo usted ha tenido el virus, si su pareja se lo transmitió o si fue usted quien se lo pasó a su pareja. El VPH no necesariamente es un signo de que usted o su pareja estén teniendo relaciones sexuales con otras personas. Es importante que las parejas sexuales hablen de su salud sexual y de los riesgos de todas las infecciones de transmisión sexual.

Puedo hacerme la prueba del VPH?
No, no hay en la actualidad una prueba para detectar el VPH en los hombres que esté aprobada.

Los CDC no recomiendan que las pruebas de rutina (también llamadas ‘de detección’) para detectar el VPH o enfermedades relacionadas con este virus antes de que haya signos o síntomas, se realicen en hombres en los Estados Unidos para detectar cánceres de ano, pene y garganta. Sin embargo, algunos proveedores de atención médica ofrecen pruebas de Papanicoláu anales para los hombres que puedan tener mayor riesgo de cáncer anal, como aquellos con el VIH u hombres que tengan relaciones sexuales anales receptivas. Si tiene síntomas y le preocupa el cáncer, visite a un proveedor de atención médica.

¿Me pueden dar tratamiento para el VPH o los problemas de salud causados por este virus?
No existe un tratamiento específico para el VPH, pero hay tratamientos para los problemas de salud que causa. Las verrugas genitales pueden ser tratadas por su proveedor de atención médica o con medicamentos recetados. Los cánceres relacionados con el VPH son más tratables cuando se diagnostican y se tratan temprano. Para obtener más información, visite www.cancer.org/espanol/index.

¿Cómo puedo reducir las posibilidades de contraer el VPH?
Hay dos medidas que puede tomar para reducir su riesgo de contraer el VPH y las enfermedades relacionadas con este virus:

Vacúnese. La vacuna contra el VPH es segura y eficaz. Puede proteger a los hombres y a las mujeres contra las enfermedades causadas por el VPH (incluso el cáncer) cuando se administra a las edades recomendadas (vea a continuación “¿Quién se debe vacunar?”). Los CDC recomiendan que los niños de 11 a 12 años de edad reciban dos dosis de la vacuna contra el VPH para proteger contra los cánceres causados por este virus. Para obtener más información sobre las recomendaciones, consulte: https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/65/wr...m6549a5.htm
Use condones en la forma correcta cada vez que tenga relaciones sexuales. Esto puede reducir sus probabilidades de contraer cualquier infección de trasmisión sexual, incluida la infección por el VPH. Sin embargo, el VPH puede infectar zonas no cubiertas por el condón, por lo que los condones pueden no ofrecer una protección total contra el VPH.

A qué edad se aplica la vacuna?
La vacuna contra el VPH tiene eficacia comprobada durante 8 a 9 años después de ser colocada en:

Niños y niñas de los 9 a los 14 años;
Hombres y mujeres de 9 a 26 años que poseen VIH o SIDA, pacientes que recibieron trasplante de órganos y personas en tratamiento contra el cáncer;
La vacuna también puede ser aplicada en niños y niñas que ya no son vírgenes, pero la eficacia de la misma puede ser menor, ya que pueden haber estado en contacto con el virus.

Es importante saber que la vacuna también puede ser aplicada a personas en edades superiores, en estas circunstancias normalmente la persona interesada debe pagar por su aplicación en una clínica privada. Siendo indicada para:

Niñas y mujeres entre 9 y 45 años de edad, si la vacuna es la cuadrivalente, o cualquier edad por encima de los 9 años si la vacuna es la bivalente (Cervarix);
Niños y hombres entre 9 y 26 años de edad, con la vacuna cuadrivalente (Gardasil).
Hombre y mujeres entre los 9 y 26 años de edad, con la vacuna nonavalente (Gardasil 9).
La vacuna puede ser aplicada a personas que ya se han tratado o han tenido infección por el VPH, ya que puede proteger contra otros tipos de virus de VPH, y prevenir la formación de nuevas verrugas genitales y el riesgo de cáncer.

Publicado por: gricelia
Publicado: 23/11/2018 14:30
Visto (veces): 449
Comentarios: 4
A 22 personas les gusta este blog
Comentarios (4)

canario1989 | 24/11/2018 13:25

Gran información, gracias!

criscb | 24/11/2018 09:05

La salud es un asunto racional, no pasional. Tener cabeza en nuestras relaciones sexuales marca la diferencia entre salud o enfermedad, de cuidado a uno/a mismo/a y a la otra persona..

fuegoextremo | 26/11/2018 08:12

Exacto Cris

chico43 | 23/11/2018 17:45

Gracias por una información tan valiosa como esta

mikitfe | 23/11/2018 15:42

Gracias por compartir!! Mucha gente no tiene ni idea de esto hasta que le ocurre!!. Gracias preciosa!! 😘😘

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información