Tufia, vino y la incomodidad placentera del coche

Tufia, vino y la incomodidad placentera del coche

Nos citamos en el pueblo de Tufia. Yo llevé, como había prometido, una botella de vino y dos copas. Paseamos por el pueblo camino a unas rocas que hay al final la bahía. Al principio, algo vergonzosos ambos, hablando placenteramente de nuestras vidas. Tras un buen rato llegó el frío y volvimos. Se montó en mi coche y seguimos hablando en el aparcamiento ahora de cuestiones un poco subidas de tono. Nos besamos. Yo llevaba ya tiempo empalmado pensando en lo rico que tenía sus pechos. Empezamos a meternos mano mientras pasaba algún transeúnte. Ya no podíamos más así que arrancamos el coche sin saber a dónde íbamos. Encontramos un cercado al lado de la playa y allí seguimos besándonos. Empezó a tocarme el paquete por fuera el pantalón vaquero. Yo ya reventaba esa bragueta de botones. Como soy un poco vergonzoso al principio, ella tomó la iniciativa y me desabrochó dos botones del pantalón y metió su mano para acariciar mi polla. De repente se excitó muchísimo asombrada de lo mojado que estaba. Yo correspondí con mi mano en sus partes y también me sorprendió lo mojada que estaban sus bragas. Nos fuimos al asiento de atrás y allí comenzó a chuparme la polla. Qué bien lo hacía. Luego me tocó mi turno. Me encantaba ver cómo suspiraba mientras jugaba con mi lengua y mis dedos por su monte de Venus. Yo no pensaba realmente que esa noche pasara algo ni ella tampoco por lo que, cuando hablamos de condones, ninguno trajo. Casi mejor ya que estábamos disfrutándonos mucho así. Hicimos el 69, luego el 84 y el 93 (hacerlo en un coche es lo que tiene). No sé cuánto tiempo estuvimos comiéndonos pero fue mucho ya que al día siguiente me dolía hasta la mandíbula (jeje). Fue un primer encuentro que dio paso a varios más en el que descubrí muchas cosas de esa mujer. Gracias por ser tú, por tu compañía y por ser como eres.

Publicado por: elixir
Publicado: 01/02/2019 16:04
Visto (veces): 304
Comentarios: 2
A 13 personas les gusta este blog
Comentarios (2)

luzbel | 03/02/2019 18:06

La verdad es que cuando el morbo crece y pueden las ganas y el deseo hacia la otra persona, te olvidas de donde estás y disfrutas, y veo que disfrutaron mucho tanto tu como la afortunada ;)

elixir | 03/02/2019 18:10

jajajajaj!!!! Pues sí. Yo lo disfruté muchísimo... y creo que ella también

dara | 03/02/2019 16:05

Donde este una casa con su cama, ducha y cubata fresquito... jaja... el coche esta bien para un sobeteo, pero para follar no mola, almenos para mi.

elixir | 03/02/2019 16:47

Está claro Dara. Una casa es una casa pero El coche me gusta también porque agudizas la imaginación para ver qué posibilidades te ofrecen los asientos y las posturas. Jejeje. El asiento del copiloto mismo... te ofrece una penetración super rica.

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información