Repetimos

Repetimos

Después de tanto tiempo mi amigo y yo, volvimos a quedar.
En un prinicipio, dijimos de dar una vuelta ponernos al día y tomar algo. Habían pasado muchos meses y tenía muchas ganas de verle pero como solía pasar por temas personales o laborales no hubo manera.
Esta vez era posible y estaba muy contento de poder compartir nuestras charlas de antaño.

Decidimos de caminar un rato por la ciudad, y pensando donde ir a tomar algo. Llegamos a la avenida y allí nos sentamos en una pizzeria.
Hablando de todo un poco, terminamos cenando.
Pensamos caminar otro rato, la verdad que la conversación muy amena y compartiendo una bonita tarde-noche juntos y sin prisas.

Llegamos a una zona donde solían ir parejas, una zona oscura frente al mar, estábamos a gusto y en alguna ocasión mirábamos esas parejas pero yo no me atrevía a dar el paso, y él tampoco.
Supuse que no le apetecía, por lo que no me lancé y seguimos la charla.
La noche estaba agradable y él con sus ocurrencias me hacía pasar un buen rato.
Decidimos marcharnos, así que le acompañé a su coche y me dejó en casa.
Pensaba que ya no le interesaba volver a repetir lo que hicimos hace tanto tiempo.
Justo iba a entrando al portal de mi casa, y me manda un mensaje, me quedé extrañado, le habría pasado algo?

Su mensaje decía: Me quedé con ganas de más, no había ningún sitio para hacer nada, ¿te apetece vernos y buscar algo en algun lado?.
Mi sorpresa fue grande y le dije que sí, que diera la vuelta y lo buscábamos, en menos de 5 minutos me recogió.
Al vernos nos sonreimos, tenía muchas ganas de hacer algo le dije, igualmente me dijo pero que estaba complicado.
Llegó el momento de decidir, y entre ir a una playa cercana, o un mirador decidió llevarme a un aparcamiento al exterior donde no solía pasar gente.
Yo estaba nervioso como aquella primera vez.
Aparcó y allí comenzamos a besarnos poco a poco, hacía tiempo que quería volver a sentirle, a tocarle, besarle y comerle su precioso rabo.

Mientras le besaba, le acariciaba su calva, le besaba el cuello.Nos quitamos la camisa y comencé a lamerle sus pezones, un torso blanquecino y sin vello, había subido algo de masa muscular y estaba tremendo.
Mientras y como podíamos nos tocábamos los paquetes, hasta que de repente escuchamos gente que se acercaban a buscar su coche, nos agachamos como pudimos esperando a que se marcharán, el corazón a mil, una situación muy morbosa.

Seguimos a lo nuestra y ya bajándonos los pantalones, fui directo a su ’anaconda’, como la echaba de menos. Tan rica, tan dura que entraba por mi boca como si nada, le lamía el glande, le escuchaba gemir de gusto, ¡ que bien lo haces, sigue! me replicaba.
Tras disfrutar de su tranca, se dirigió a la mía, y alli tumbado en el asiento del copiloto me la mamó desde la punta de la polla hasta los huevos, como disfrutaba con él, me venían muchos recuerdos del otras dos ocasiones.
Estábamos a tope, muy cachondos, sudando. que gustazo nene le decia.
Intenté sobarle sus buenas nalgas, me ponía muy burro, mientras él seguía mamándome, estaba muy ansioso mucho tiempo esperando este momento y así lo disfrutamos.

Le dije de corrernos y comenzamos a pajearnos primero fuí yo con una buena corrida dejándome todo pringao y al momento él, como me ponía verle su cara de placer al correrse. Fue una maravilla, después de limpiarnos nos pusimos la ropa como pudimos dentro de su coche.

Se había hecho muy tarde, y tras una pequeña charla me dejó en casa.
Menudo día pasamos, disfrutamos a tope y así de esta manera y con este buen recuerdo nos dimos el último beso de nuestro último encuentro.
Hasta pronto nene.
Espero les haya gustado mi relato.
Un saludo a tod@s.

Publicado por: chicharron
Publicado: 31/10/2020 08:48
Visto (veces): 127
Comentarios: 1
A 8 personas les gusta este blog
Comentarios (1)

curioso-tf | 02/11/2020 18:33

Que rico, donde queda ese sitio de ver parejas?

chicharron | 03/11/2020 23:09

detrás del Auditorio curioso-tf

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información