Entre ordenadores

Entre ordenadores

Desde que están las aplicaciones o redes sociales, la facilidad de poder tener un encuentro morboso es mucho mayor que hace unos cuantos años atras.
Esta vez me tocaba trabajar en un despacho sólo rodeado de ordenadores. Había muy poco trabajo aquel día, así que me puse a mirar las app.

Un chico de 1.90, delgado, pelo corto y rubio estaba trabajando en otro local muy cerca, tenía mis dudas de sí lo conocía o no, pero al enviarme su foto no me sonaba para nada.
Después de calentarnos tras el envío de fotos, decidimos vernos.
En este caso él no tenía sitio y yo por una vez me lancé y le dije que viniera, eso si con mucha discresión.

Estábamos nuy cachondos, el morbo nos podía y lo único que queríamos era desahogarnos.
Le esperé en la entrada y subimos hasta llegar a la oficina.Nuestras voces temblaban al hablar, creo que los nervios los teníamos a flor de piel, me comentó que solo llevaba unos días en su empresa, por eso no me sonaba verle por ese lugar.

Entramos y cerré la puerta con llave por si alguien pudiera entrar, cosa que no sería posible ya que nadie del trabajo solía ir a esa oficina, pero en peores me he visto!

Madremía menudo tío, aunque era muy delgado era altísimo y no estaba nada mal. Estaba muy nervioso, le temblaban las manos, nos sobamos los paquetes, las nalgas y nos morreábamos.
Tras estar así durante un rato, me mete la mano por dentro del pantalón, intentaba hacerme un pajote de esa manera, intente desabrochármelo y bajarme la cremallera para que le fuera mas fácil, con lo que de una manera inmediata me la comenzó a mamar.

Que gusto daba, estaba ansioso chupándola, comiéndome los huevos, lamiendo toda esa zona y mirando hacia mis ojos, disfrutábamos mucho.
Con sus manos agarraba de mis nalgas de una manera muy fuerte que incluso casi me arranca los pelos, yo le decía que fuera más despacio pero ni caso, él estaba muy cachondo y parece que ni me oía.
La verdad que la mamaba muy bien, estaba apunto de correrme asi que paré un poco. Me dirigí hacia su polla para comersela un poco, no era muy grande, así pues, me cabía en toda la boca incluyendo los huevos, fue una buena comida de polla y huevos

De tanto nerviosismo me dijo de correrse, pero que antes se la metiera un poco, así que me puse el condón que guardaba en la cartera y procedí a metérsela, le entraba muy fácil! intentó jadear en alto, pero le tapé la boca y le mandé a callar, ya que al lado había otra empresa trabajando.
Tras esa follada nos dirigimos hacia una de las papelera para soltar toda nuestra leche. Nos cogimos las pollas y nos hicimos un buen pajote agarrados de la cintura.

Salió todo aquello que salpicó hasta el suelo y la pared, pero que poca apuntería tenemos le dije sonriendo.
Un gustazo la verdad, acabamos agusto de aquella corrida para seguir currando mucho más relajados.
Aunque estábamos muy cerca no volvimos a repetir, quedó como algo morboso en un momento en que a los dos nos apeteció y así hicimos.

Espero les haya gustado.
Un saludo a tod@s!

Publicado por: chicharron
Publicado: 06/11/2020 17:36
Visto (veces): 260
Comentarios: 1
A 21 personas les gusta este blog
Comentarios (1)

discr-tfe | 08/11/2020 18:00

Me ha gustado muchísimo, ¿por qué hacerlo en el trabajo siempre nos dará tanto morbo?

chicharron | 08/11/2020 23:51

gracias discr-tfe, no soy de hacerlo, esta vez surgió asi, pero quizás porque sean lugares ’prohibidos’ . jeje

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información