Plátanos y plataneras

Plátanos y plataneras

Quizás más de uno habrá tenido algún encuentro morboso en alguna finca entre plataneras, sobre todo en la zona norte donde hay posibilidad de acceder sin ningún problema.

Un día me dio por andar aquella zona pués hacía tiempo que no iba. Ese día había poca transitando por el lugar, hasta que ví un chico alto, con algo de barriga y gorra, de pie y apoyado en una barandilla del camino mirando hacia las plataneras, en un principio no me fijé muy bien en su cara, pero su cuerpo me sobaba de algo, sobre todo sus nalgas que destacaban bastante por su vaquero ajustado.
Me fui acercando hasta que giró su cabeza hacia donde estaba yo, fue ahí donde me di cuenta quién era, un chico con del que no veía hacía mas de 10 años, nunca tuvímos nada y tampoco hablábamos de estas cosas, de hecho creía que era hetero.
Discretamente iba acercándome más y veo que se dispone a caminar hacia la entrada de la finca.

Uf estaba cardiaco, entendí que quería que le siguiese y supuse que no me había reconocido.
A mi mente me venían los recuerdos de las cosas que compartimos con amistades en común y su actitud siempre cordial y agradable conmigo, un tío muy simpático que siempre me llamó la atención.

Seguí detrás de él, y veo que gira hacia adentrarse a las plataneras, yo continué y lo veo detrás de una platanera y de frente a una piña de plátanos, de espalda y tocándose la polla, que imagen más morbosa.
Me acerqué a él y pude contemplar su buen culo, que sin pensármelo mucho lo comencé a acariciar.

Seguía masturbándose sin girar la cara hacia mí. Yo de igual forma no quise ver su cara que detrás de la gorra y sus gafas de sol se escondía, quiso mantener esa discresión, sabía quién era yo.

Me agaché y le giré para dirigirme a su polla y mamármela agusto, tremenda tranca! pensé.Recuerdo cuando le veía con algún chándal que se le notaba el bulto, supuse que estaba bien dotado, pero como dije, nunca me atreví a decirle nada antes.
Le fui bajando todo el vaquero y mamándola a tope, que rica y esos huevos que colgaban eran una maravilla.
Me levanté y aunque quise besarle no lo intenté, notaba que no quería mirarme a la cara así que no insistí mucho y lo que sí hice fue darle besos al cuello, que le excitaba aún más.
Me empezó a tocar mis nalgas y con mi polla a pajearla muy suave, se veía mi líquido salir, estaba muy cachondo y lubricado. También le iba pajeando, estábamos a puntito de corrernos, no le veía con ganas de hacer otra cosa más, quizás los nervios o por lo salidos que estábamos nos queríamos correr ya.

De repente una buena lechada sale de su polla que salpicaba a las hojas de plataneras que estaban por el suelo, menudo corridote, yo al momento igual, salió toda mi leche en la misma dirección, como disfruté! fue algo rápido pero intenso.
Nos limpiamos con un pañuelo que me prestó y sin mediar una palabra nos vestimos, menuda situación aquella tan comprometida, no me salían las palabras y a él tampoco, al terminar nos dijimos un simple ’hasta luego’.

Una pena que quedara esta experiencia en un encuentro de menos de una hora, pero aún así la disfruté y la recordaré por siempre.

Espero les haya gustado, un saludos a tod@s!

Publicado por: chicharron
Publicado: 07/11/2020 15:47
Visto (veces): 250
Comentarios: 3
A 17 personas les gusta este blog
Comentarios (3)

masajeleche | 25/11/2020 18:33

cual zonas son bien para visitar? cual plantaneras para cruising?

vicioso34 | 18/11/2020 12:36

bueno falto rematar

chicharron | 20/11/2020 22:56

vicioso34, A veces no hace falta rematar si lo.qe se ha hecho se ha disfrutado. saludos!!

discr-tfe | 12/11/2020 22:47

Menuda experiencia, entre plátanos anda el juego 😜🍌🍌

chicharron | 13/11/2020 20:32

siii, pero el más intenso fue el de él! jaja Saludos!

Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información