Ascensor y hotel

Ascensor y hotel

Llamo A B, HAcía meses que hablábamos y teníamos sexo telefónico, yo en Fuerteventura, hasta que regresé a Las Palmas. Le dejé un mensaje: "copa, vestida de negro si nada, en local conocido, a las 9:00 y con tu amiga." Contestó: "¿Empiezas con órdenes?, prepárate.Vauqeros y sin nada debajo, como me gusta... lo demás ya se verá".
Recoloqué mi equipaje, puse velas y un vino a enfriar, me duché depilé y me vestí como ella quería, me dirigí al local, terraza.
Me puse en un lateral discreto donde ya habíamos jugado en alguna ocasión y nos habíamos agenciado a más de una mujer con nosotros. (Ela dice que fue culpa mía que volviera a sus anhelos lésbicos), sonrío cuando me mira a los ojos.y mordiéndose los labios se está corriendo.
Vuelvo a mi copa, un ron miel con mucho hielo y la veo aparecer.
Siempre de negro, un vestido por las rodillas y escote cruzado donde vislumbro sus pezones libres de sujetador. Me fija los ojos y sonríe mientras acercándose roza con su mano mis muslos y se apodera de mi boca con un beso largo terminado en una mordida de labio.
Me dice temblando: disculpa voy al servicio.
Cuando regresa más moderada, me da disimuladamente el consolador huevo que había traído y que justo al besarnos y morderme le había echo correrse. 
Hablamos un rato de mi regreso y cuánto tiempo estaría tras regresar. Roces, besos robados mientras bailábamos y había una morena con pelo corto acompañada de un joven de unos 30 y algo que no dejaba de sonreir y comentar con ella, Traje balnco, mini falda y palabra de honor que quería dejarse caer y dejar libres sus pequeños senos, aunque bien marcados unos pezones empitonados que eran para lamer, morder y poner pinzas, tal como le dije a B. Tras decírselo, siguió bailando y se acercó a la morena y le comentóa al oído lo que dije, la chica me clavó los ojos y mientras se acercaba y pasaba la mano. por la cintura de B y le lamía el cuello me miraba. 
Creo que ya teníamos acompañantes.
Nos volvimos a la barra y nos presentó: B y S encantados, la morena se llamaba A y él P, Hablamos de trivialidades, tiempo, vacaciones, viajes, zonas de playa, y cayeron otros rones y ginebras que nos animaron para bailar cambiando las parejas, A se movía y tenía unas nalgas iguales que las de B, duras, para separarlas.
En un momento se acercó a mi cuello y en el oído me susurró: "esos pezones vas a tener que tratarlos ya, y luego tu amiga me pondrá las pinzas que quiera"... sonreí mientras mi mano sin descaro se introdujo suavemente por debajo de la falda y salivado el dedo antes, le rocé un p oco el clítoris, abultado (pensé tb que se lo pondría poner otra pinza e imaginé a B mamandomela mientras se lo. ponía a A.)
A sonríó y le pasé el consolador de B, ella dijo, "me lo pondrás?" y yo contesté a la vez que se acercaba B "no, ella te lo pondrá ahora en el baño. "
Pregunté a B, y donde está P, ella contestó se acaba de ir (urgencia en la clínica). 
Pensé: (la que me va a caer esta noche... )

Publicado por: senslp70
Publicado: 18/11/2020 09:43
Visto (veces): 329
Comentarios: 0
A 7 personas les gusta este blog
Comentarios (0)
Nuestra web, como todas las webs del mundo, usa cookies. La Unión Europea nos obliga a poner este molesto aviso. Más información