Encuentro casual con SF o La vida es de puta madre

Encuentro casual con SF o La vida es de puta madre

Voy a relatar una historia real que me sucedió esta mañana. La escribo cuando todo está fresco para no olvidar detalle. No hay ficción en ella y me produce un extraño placer relatar un encuentro sexual cuando aún tengo el olor de ella en mi cuerpo.
Recibió mensaje de mi madre: ve y cómprame algo de verdura. Joder, con la mañanita que iba a pasarme buscando el video perfecto en alguna pagina porno para dejar fluir mi espíritu veraniego a base de lechazos, al carajo. Salí, desganado, mal humorado. Tras comprar el pedido de mi madre me percato de que a unos diez metros había una figura familiar. Ufff me díje, será ella? La hembra que me follé varias veces gracias a esta página?. A por ella campeón, me dijo mi polla, que tímidamente comenzaba a despertar. Me acerqué y sí, con un vestido de asillas blanco muy corto, mascarilla blanca y unas esclavas por calzado, estaba esa morena tragona y folladora, terminando de comprar alguna cosa. Hola! le dije, cuanto tiempo? ( eso es campeón, fluidez, originalidad... en fin ) Ella me miró sin saber si responder o no porque habíamos quedado en no saludarnos salvo pactarlo por la página, pero ella ya no está aquí, al menos con el nick que la conocí y mi polla solo entienden un pacto posible y cuando le entra al pacto, le entra. Tras unos segundos me responde -Hola?, sonriendo con los ojos, aquí estoy comprando algunas cosas-. Que caliente me puse con ese simple hola de nada. La miré de arriba abajo, sin cortarme, total, ya habíamos follado media docena de veces y me sabia lo que había bajo ese vestido y esa mascarilla. - Nos vamos por ahí a echar un polvo? le dije, atrevido, salido, esperanzado, cachondo ( Y como no tengo forma de contactarla, el ansia viva me pudo) . Ella con un gesto de duda guardó silencio. El universo se volvió negro, el mundo desapareció y unas nubes negras ahogaron las ilusiones de mi polla por entrar entre esas piernas. Ella miró su reloj, miró la bolsa y me dijo - Aquí no hay nada que lleve congelador o nevera. Vale, si te conformas con dos horas de mete saca?-.
Uff, como me puse. Recordé que esta es de las mías, una guarra, casada ( para mi esto le añade 50% de morbo ) que disfruta de una polla mas que de comer o dormir. Fuimos hasta el coche y tras dejar las bolsas en el maletero y subirnos, busqué un lugar de La Laguna, donde la gente va a "socializar" cuerpo a cuerpo. No diré donde porque ya tenia bastante con el ruido de los aviones. Tras aparcar, ella salió del coche a estirar los brazos, se quitó la mascarilla, el vestido, quedando en cueros delante de mí salvo por esas sandalias. Miró a mi entrepierna y me dijo, -veo que tu rabo todavía me recuerda. Y tanto que la recuerda y ahora estaba cantando el aleluya... Entro en la parte trasera y se puso a cuatro patas. Me quité la ropa, me puse condón, y le entré por detrás. Le metí la polla, despacio, ya sabia que a ella le gustaba disfrutar de la primera metida. Ah, gimió ella. Empecé a bombearle con fuerza. Su coño ya mojado, la guarra se pone caliente a la mínima, recibía mis embestidas, blandito, hímedo, calentito. Allí solo se escuchaba el sonido de algún avión y el golpe de nuestras carnes mientras la montaba a cuatro patas. Ella jadeaba y disfrutaba y yo buscaba contenerme para no correrme rápido frente a tremenda hembra. Tenía dos horas y pensaba agotar hasta el último segundo. Cacheteaba sus nalgas y ella emitía gritos de placer, le encantaba eso, mientras follábamos a cuatro patas. Me mojé el dedo gordo y se lo introduje lentamente en el culo mientras la taladraba. Ella jadeo : Siii sabes que eso me gusta, ya conoces bien lo zorra que soy. Esas palabras me pusieron muy caliente. La embestí con mas fuerza. Nuestras carnes sonaban a cada golpe de polla y enterré el dedo gordo aún mas en su culo. Te gusta verdad puta? le dije. - Siiii, me encanta que me folles, que me empotres.
Decidimos cambiar de postura. Ponte al misionero, le dije. Ella se tumbo rápidamente boca arriba, mostrándome esas grandes tetas morenas de apetitosos pezones de punta y ese coño con un triangulo de pelo perfectamente arreglado que deja claro que a SF le va el vicio, pero mucho. Se apoyó sobre los codos, abrió las piernas apoyando una en el asiento del coche y la otra en el suelo y me dijo, ataca campeón, clávamela. Lo hice, se la enterré hasta el fondo del coño. Ella empezó a gemir de nuevo y yo le daba pollazos a lo bestia. Se oia el choque de nuestros cuerpos, ya saben a que me refiero. Me pegué a ella y le chupé los pezones, con fuerza. Nos comimos la boca mientras penetraba una y otra vez las paredes de su vagina, mojada y dispuesta al placer. Miré hacia detràs, sus piernas se balanceaban por el movimiento del polvo. Me pierden las piernas de esa morena folladora, bellas y abiertas para mí. Mire hacia ella, con sus tetas bamboleándose a cada golpe de polla, son su boca entreabierta, emitiendo gemidos y esa mirada de leona devorapollas. -Esto es lo que vé tu marido cuando te folla? que suerte tiene el hijo de puta le dije. Ella entre gemidos me responde... sí, te estás follando a la mujer de otro, pero ahora esa mujer es tu putita. Ufff, joder, calla cabrona, pensé, que no quiero correrme aun.
Síéntate, ordenó SF. Obedecí. Ella se subió sobre mi polla y comentó a cabalgarme. Sus tetas pasaban, provocadoras frente a mi cara, con un hipnótico baile que me obligó a chuparlas, sobarlas, apretarlas. Su boca se unió a la mía y me metió la lengua hasta el fondo. SF es una mujer que no morrea cuando te come la boca. Ella te viola la boca con su lengua, mientras su conejo se enfunda tu polla a daba cabalgada y es muy difícil no correrse y tengo claro que ella sabe lo que hace. Agarré sus nalgas y las apretaba la vez que la ayudaba a moverse sobre mi rabo. El olor a sexo, el sudor. los jadeos de ambos. Joder que hermosa es la vida, ja ja ja. A gozar, pensé. Noté que estaba a punto de correrme y le dije que parara. -Por qué? me dijo ella con voz traviesa, mientras seguía cabalgando, - no crees que aguantes? y me metió la lengua en la boca. No pude evitarlo. Me corrí como un cabrón, con un grito de placer que se debió escuchar en la torre de control mas cercana. Ella con su cara de guarra me dijó, umm ahí te quería ver. Descansa un poquito y seguimos.- Le dije, pero SF, solo teníamos dos horas y ha pasado una, y ella con una sonrisa, mientras me quitaba el condón y comentaba a chuparme la polla, me dice, --quien dice dos, dice tres. Ademas hay un mirón ahí fuera desde hace unos diez minutitos, y no es cuestión de cortarle la paja. Algo tendrá que ver para terminársela verdad?, soy así de altruista y empática- . Hija de puta como me puso. La polla empezó a endurecerse de nuevo y yo estaba dispuesto a seguir zumbandome a SF un par de horas mas. No sabía cuando volvería a coincidir con ella y la mañana estaba siendo muy interesante con esa viciosa del sexo. Pero eso es una historia diferente.
Por cierto, las verduras de mi madre se estropearon.

Publicado por: maxisex
Publicado: 10/09/2021 13:19
Visto (veces): 404
Comentarios: 4
A 24 personas les gusta este blog
Comentarios (4)

knario35 | 14/09/2021 00:19

Fantástico! Que bien detallado y morboso. Al menos habrás sacado la tarjeta de embarque no?

chicharrito | 13/09/2021 21:09

Con lo que tardaste y lo reventado que llegarías supongo que le dirías a tu madre que fuiste a misma huerta a buscar la verdura jajaja

rjmencey | 13/09/2021 09:00

Jarana y la pregunta de tu madre, donde coño te metes.? Pues eso mamá. Buena historia y mejor mñn

erlyon | 12/09/2021 23:35

Guauuuu me encanta!!!!!

Nuestra web sólo usa cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. Más información