Quedándome sin aire

Quedándome sin aire

Hace unos días, y cerca de las 10 de la noche me dirigía a tirar la basura al contenedor antes de que viniera el camión a recogerla.

Durante el camino me encuentro a un tío Moreno ( que por sus facciones posiblemente era cubano) del que ya había coincidido en un baño de un centro comercial con el que sólo tuvimos algún toqueteo, recuerdo su enorme y gorda polla. En aquella ocasión me corrí muy rápido y poco pude manosearlo.

Al cruzarme eél me miró fijamente, acordándose de quien era, yo seguí hacia el contenedor mientras el seguía su camino.
Al dejar la basura, retrocedí para regresar a mi casa y él seguía delante caminando pero lentamente, posiblemente leyendo mensajes de su móvil. Cuando ya casi me acercaba a mi portal, él se giró y miró donde estaba, se quedó parado y dudando que hacer, ya que, aunque fuera de noche había gente por la calle y otras personas mirando desde una parada de buses.

Yo entré al portal y me quedé esperando por si venía, pasaron menos de 5 minutos cuando le viene pasar, él se paró y sin dudarlo le abrí la puerta. Entró y me siguió hasta las escaleras del primer piso.
Al no conocerle lo suficiente, no quise subirlo a casa, así que nos quedamos allí entre planta y planta.
No perdimos más el tiempo y ya sabía que quería su polla, se bajó su pantalón de deporte y comencé a manosearle su polla y huevacos que todavía la tenía flácida.

Poco a poco iba metiéndome en la boca su gorda polla y que iba notando como se iba a alargando en el interior.
Me agarré a sus nalgas respingonas y él con sus manos me cogía de la cabeza sin dejarme de que saliera su polla de mi boca.
Uf como disfrutaba de su tranca, taponaba toda la abertura de mi boca, saboreando su capullo y también sus huevacos, una delicia vamos.

A medida que pasaba el tiempo, él se excitaba más y me iba diciendo guarradas, dándome tortas con sus grandes manos en el cachete, sintiendo su polla en mi boca, me apretaba fuertemente dejándome sin aire, en varios momentos tuve que parar y sacármela para poder respirar, y él mientras, se pajeaba dándome con su trabuco en mi frente hasta coger aliento y seguir.

Mi polla babeaba y ya necesitaba correrme, en ningún momento quiso tocármela, solo quería que se la mamara, pero no aguanté más y solté toda mi leche en su pantalón corto de deporte al mismo tiempo que seguía mamando.
Mi polla chorreada como nunca, descargando todo lo que tenía, me acerque a sus pezones para finalmente lamérselos y descansar de tanta mamada asfixiante.
Él se quedó con ganas de más, pero ya había pasado tiempo, cuanto aguante tiene. Así que me vestí y con un beso se marchó.

Son casualidades que ocurren pocas veces y que cuando se dan, hay que aprovecharlas y lanzarse.
Espero les haya gustado mi relato.

Un saludos a todos!

Publicado por: chicharron
Publicado: 24/07/2022 00:07
Visto (veces): 266
Comentarios: 4
A 14 personas les gusta este blog
Comentarios (4)

rui | 25/07/2022 16:49

Qué buen relato, y qué alegría saber has vuelto a escribir 🙂

chicharron | 25/07/2022 23:02

Gracias por seguirme rui!!

guascaman | 25/07/2022 10:46

Como siempre muy morboso tus relatos me encantan

chicharron | 25/07/2022 13:50

Me alegro mucho!! Saludos guascaman!

loveftv | 24/07/2022 11:33

Para la tercera vez que te encuentres con él no vuelvas a dejarlo con ganas!!

chicharron | 24/07/2022 15:22

Espero que se repita y con más tiempo😉

discr-tfe | 24/07/2022 09:40

Como siempre me ha encantado

chicharron | 24/07/2022 10:31

Muchas gracias discr-tfe!!!

Nuestra web sólo usa cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. Más información