Me quería afeitadito

Me quería afeitadito

La verdad que para gustos no hay nada escrito, y es difícil contentar a todos. A unos les gusta velludos, a otros depilados por completo y otros pues no tienen preferencias.

Era nuestra sexta vez que quedábamos, hacía tiempo que no nos veíamos y era hora de ponernos al día y también con otras cosas. Esta vez le dije que no me había afeitado, pero las ganas eran muchas y no le importó.

Tenía una pizza preparada para comer, tras devorarla y hablar de todo un poco, se acercó a mí.Yo estaba sentado y su paquete se le notaba de su pantalón corto de pijama, así que se la fui palpando, él me sonreía con su carita de pillo y su polla cada vez iba aumentando de tamaño, hasta convertirse en una bonita anaconda.

Se quitó la camisa y tras varios meses noté que había bajado más de peso, por lo visto había hecho dieta y había vuelto al gym, estaba muy rico.
Me llevó a su habitación, esos días estaba solo, su pareja no estaba, así que no teníamos problema en disfrutar el tiempo que quisiéramos.

Nos fuimos quitando la ropa, y directamente me fui a su polla para mamarla hasta el fondo. Como me gusta hacerlo, y sobre todo verlo a él como se pone de cachondo.
Iba jadeando cada vez que le hacía las chupadas en su glande, a la vez le iba tocando su culito, metiéndole los dedos, aunque prefería mi polla.

Me iba girando en la cama para que también me fuera pajeando y mamando como bien sabe, lo hace de tal manera que me dan ganas de correrme, pero me iba aguantando y alejándola de su boca.

Por despiste se me olvidó llevar condones y a él se le habían gastado, así que, por el momento, solo pude rozarle la polla en su agujero, agarrando bien sus nalgotas y dándole algunas palmadas.
Al poco rato me dice de parar y que prefería verme afeitado, no se si fue parte del morbo, o que realmente no le ponía mucho al verme con tanto pelo, así que me llevó al baño y allí saco la maquinilla de afeitar y comenzó por mis nalgas, mi polla, huevos, y piernas, dejamos el baño como el suelo de una barbería, nos duchamos con mamada incluída para quitarme los pelos que sobraban.

Así que nos fuimos de nuevo a la cama y la verdad que me dejó limpito, también da gusto sentir la sensación que da, cuando nos rozamos las piernas recién afeitadas.
Volvimos a ponernos cachondos, y después de unas mamadas me pedía que lo follara, poco a poco le iba metiendo mi rabo, para que lo sintiera bien duro y calentito.

Estaba gozando de placer, escucharlo da un gustazo tremendo, imagino la suerte que tiene su novia, porque debe de fliparlo mucho cada vez que follan.
Después de un buen rato penetrándole, me iba a correr, me dijo que lo hiciera en su torso, así que me puse en pie de la cama, y dirigiéndome a su pecho comenzó toda mi leche a salir disparada... que gusto!! Tras descargar, él comenzó a pajearse muy rápidamente hasta correrse por completo. Nos quedamos tirados en la cama, casi hasta dejarme dormir, pero tenía que marcharme así que nos dimos un abrazo de amigos y un pico en la boca.

Él me deseaba y yo también, una pena no vernos más tiempo o vivir más cerca, porque estaríamos follando a cada rato y cuando necesite de mi polla.
En la próxima, espero volver a disfrutar como cada vez que nos vemos, eso sí, afeitadito como le gusta.(ya me he quitado los pelos del pecho... continuará).

Espero que les haya gustado mi relato.
Saludos a todos!!

Publicado por: chicharron
Publicado: 25/07/2022 23:57
Visto (veces): 189
Comentarios: 2
A 20 personas les gusta este blog
Comentarios (2)

discr-tfe | 27/07/2022 09:21

Me encantan esas situaciones tan morbosas, me alegro de que cada vez que quedan disfruten tanto

chicharron | 27/07/2022 16:03

Gracias discr-tfe!! Eso espero volver a quedar pronto y afeitadito! 😉

rui | 26/07/2022 22:08

Qué morbo da eso de afeitar los huevos y la polla de la persona... Nunca lo hice, pero sólo de imaginarlo leyendo el relato ya se me puso durísima 🤤

chicharron | 26/07/2022 23:24

Rui tienes que probarlo!! Saludos

Nuestra web sólo usa cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. Más información